scorecardresearch

Muere un cabo de Ingenieros en un curso de buceo

DB
-

Andrés Martín Pérez estaba haciendo unas prácticas programadas en Cartagena. Su pueblo, Villamuriel de Cerrato (Palencia), ha decretado tres días de luto oficial

El joven militar y deportista. - Foto: DB

Andrés Martín Pérez, cabo del Regimiento de Ingenieros número 1 de Castrillo del Val, falleció ayer sábado en el hospital Santa Lucía de Cartagena, adonde había sido trasladado el viernes después de que sufriera una parada cardiorrespiratoria mientras realizaba una práctica programada del curso de buceador elemental en esa ciudad murciana.

Martínez Pérez, de 28 años de edad y soltero, era natural de Villamuriel de Cerrato (Palencia) y estaba destinado en Ingenieros desde su ingreso en las Fuerzas Armadas en el año 2012, según ha informado el Ministerio de Defensa. El malogrado joven fue ascendido en 2019 al empleo de cabo y se encontraba en posesión de la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco.  Sus familiares fueron informados de este luctuoso suceso por el Mando de Ingenieros, que se ha puesto a su disposición en estos momentos tan difíciles.

El militar era jugador de fútbol en el Club Deportivo Villamuriel, que ayer suspendió el partido que tenía previsto jugar frente al Umani, y que en su cuenta de Twitter tuvo unas palabras de recuerdo para él: «Lamentamos comunicarles el fallecimiento de nuestro jugador Andrés. Siempre en nuestros corazones».  A este mensaje respondieron multitud de seguidores y  diferentes clubes, entre ellos los burgaleses Club Deportivo Salas y Racing Lermeño. El equipo de Andrés Martín Pérez, que jugaba de centrocampista, milita en la Primera División Regional de Aficionados

El Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato, por su parte, ha decretado tres días de luto oficial por la muerte del joven cabo. Durante este tiempo las banderas oficiales ondearán a media asta y se colocará un crespón negro en la puerta del campo de fútbol Rafael Vázquez.

Es el segundo fallecimiento dentro del Ejército en apenas unas horas pues también se conoció ayer que el sargento Mario Quirós, de 23 años, había sido encontrado sin vida en el pantano de Huesca, donde desapareció el pasado martes. Este joven estaba destinado en Melilla desde hacía un año.