scorecardresearch

CSIF vaticina un inicio de curso difícil por la incertidumbre

SPC
-

Madruga exige que se mantengan las plantillas covid, más salarios y mejoras horarias y de ratios, y un aumento del 25% en el kilometraje del profesorado itinerante

La presidenta del sector de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, y Mariano González, responsable de negociación en el sector. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La presidenta del sector de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, y el responsable de negociación del sindicato, Mariano González, vaticinaron hoy un inicio del curso escolar 2021-2022 "muy difícil" para el profesorado por la entrada en vigor de la LOMLOE, por la "incertidumbre" generada ante la falta de aprobación de los decretos curriculares y la ausencia de libros por parte de las editoriales junto a la carga burocrática que sufrirán los docentes.

Madruga denunció que no es de recibo que en Castilla y León se hayan pedido moratorias hasta tres veces para implementar los currículos, que tendrían que estar en marcha y "no andar tarde y mal, como siempre". Indicó en este sentido, que los currículos LOMLOE deben pasar por la mesa sectorial para pactar la carga horaria de los profesionales por materia y por el consejo escolar para que dictamine los textos, para luego proseguir con su tramitación hasta su publicación.

Mariano González razonó que hasta que no estén aprobados los decretos no se podrán sacar las órdenes, por pura lógica jurídica, y se temen que estarán "comenzado el curso" porque hasta finales de verano no están los decretos, cuando a otras autonomías "les ha dado tiempo".

El sindicalista indicó que los currículum están en borrador, lo que generará "muchos problemas e incertidumbre" aunque reconoció que parece que las especialidades "guardarán la carga horaria", dijo, algo con lo que "no se puede jugar", dijo, porque "algunos profesores se pueden quedar sin impartir clase". El alumnado se tendrá que matricular sobre "materias provisionales, sobre borradores de decretos, no decretos cerrados" y el profesorado tendrá "problemas" al carecer de una norma definitiva, lamentó.

Mariano González aclaró que Castilla y León en los borradores de decreto ha aplicado los contenidos básicos de la nueva normativa con los de la LOMCE, con la ley antigua, y señaló que cada autonomía aplicará sus elecciones y se generarán "17 sistemas diferentes" y en la próxima EBAU "será todo un problema" porque se examinará de contenidos distintos.

González, quien denunció que la implantación de la LOMLOE generó un final de curso "caótico", con el adelanto de las pruebas de septiembre a finales de junio, que generó un "gran absentismo, criticó también que ahora se deja en manos de profesorado el paso de curso, lo que carga a estos profesionales con un "peso burocrático importante" que provocará "tensiones".

En cuanto al bachillerato general, explicó que en Castilla y León "no se iba a implantar", porque se desconoce qué salidas tendrá al sistema universitario, por lo que la Consejería de Educación les indicó en la última sectorial que "es imposible". En esta materia, expuso que tampoco se podrá implementar en el resto de autonomías, porque es preciso adaptar horarios y se requiere un alto nivel de optatividad, que no es viable en todos los centros. "No se ha contado con los profesionales para esta nueva LOMLOE y ese es el problema", sentenció.

Reivindicaciones

Isabel Madruga repasó durante la ruda de prensa, recogida por Ical, las principales reivindicaciones del sindicato para el curso que viene, y expuso que es necesario que se mantengan los refuerzos de las plantillas por la pandemia, con 1.350 profesores más el curso que acaba, así como los equipos COVID. "Es fundamental que se mantengan los refuerzos", aseguró.

Madruga exigió un acuerdo de carrera profesional que permita al profesorado mantener el complemento de los sexenios y no tener que elegir entre uno u otro; y un acuerdo de equiparación salarial del profesorado de la Comunidad, con el de las autonomías con mayores niveles, lo que requeriría subidas de alrededor de 500 euros.

En este sentido, defendió el acuerdo para consolidar 192,36 euros más en las nóminas del profesorado desde enero de este año como complemento específico, una cuantía insuficiente, dijo, pero que "ha costado mucho conseguir". Exigió que se avance en la mejora de las retribuciones, como en Andalucía, ya que sin antigüedad, en las autonomías donde más se cobra, perciben 322 euros más que en la Comunidad, una cuantía que se eleva a 639 euros, con una antigüedad de 15 años.

Isabel Madruga se refirió asimismo a los acuerdos con la Junta publicados el 27 de enero en el BOCyL para rebajar ratios y horario lectivo, y exigió que se deben cumplir y esta en pleno vigor el 1 de septiembre en todas las provincias. "Todavía hay direcciones provinciales que no saben como aplicarlo", advirtió.

Asimismo, reclamó que se cumpla el compromiso de revisar la cuantía por kilometraje, que está en 0,19 céntimos y no se revisa desde 2006, con un aumento del 25 por ciento, junto al complemento específico de 20 euros que cobra este profesorado itinerante.

Otra reivindicación, precisó, es una reducción de jornada, en dos horas lectivas, del profesorado mayor de 55 años, un tercio del total de las plantillas en la Comunidad, al igual que se ha acordado en autonomías como Extremadura.

Temporalidad

Mariano González también se detuvo en la temporalidad de las plantillas y concretó que deben pasar al ocho por ciento, desde un 23,86 por ciento de interinidad actual (17,95 por ciento en maestros y 29,78 por ciento en secundaria). Al respecto, exigió transparencia en las oposiciones, un proceso, dijo, "muy complicado", que también deberá reponer las jubilaciones que se esperan, y exigió que se aclare el sistema y las plazas.