scorecardresearch

La UBU lidera un proyecto europeo sobre las nuevas baterías

DB
-

Tiene un presupuesto global de 2,5 millones y la Universidad de Burgos recibirá 544.000 euros por coordinar un trabajo que podría conducir a un cambio de paradigma en el almacenamiento de energía

Edgar Ventosa Arbaizar coordina en este proyecto a un equipo integrado por los investigadores de la UBU Roberto Sanz, Juan Antonio Tamayo-Ríos, Rocío Barros y Sonia Martel. - Foto: UBU

El European Innovation Council (EIC), prestigioso organismo dependiente de la Comisión Europea y encargado de apoyar las tecnologías de alto riesgo e impacto en la Unión Europea, ha aprobado la financiación del proyecto 'MeBattery', presentado a la convocatoria Pathfinder Open por un equipo investigador de la Universidad de Burgos, coordinado por el doctor Edgar Ventosa Arbaizar. 

'MeBattery', acrónimo de 'Mediated Biphasic Battery' (Batería bifásica mediada), pretende sentar las bases de una nueva generación de baterías, que superará las limitaciones críticas de las tecnologías de baterías que actualmente se consideran de vanguardia, para conseguir un equilibrio óptimo entre los indicadores clave de su rendimiento. 

El proyecto del equipo investigador burgalés tiene un presupuesto global de 2,5 millones, financiados al 100% por la unión Europea, de los cuales la Universidad de Burgos percibirá 544.313 euros como institución coordinadora del mismo. 

Edgar Ventosa Arbaizar, uno de los investigadores de la Universidad de Burgos con contrato Ramón y Cajal, coordina en este proyecto a un equipo integrado por los investigadores de la UBU Roberto Sanz, Juan Antonio Tamayo-Ríos, Rocío Barros y Sonia Martel. 

La convocatoria Pathfinder Open está destinada a "apoyar la exploración de ideas audaces para tecnologías radicalmente nuevas" provenientes de investigadores científicos de vanguardia, que sitúen a Europa en la vanguardia de la ciencia y la tecnología. 'MeBattery' plantea una visión disruptiva y radicalmente novedosa en el ámbito de la tecnología de baterías. 

En opinión del equipo investigador de la UBU, la combinación de conceptos no convencionales que fundamentan el proyecto de batería bifásica mediada "podría conducir a un cambio de paradigma en el almacenamiento de energía".

El prototipo surgido tiene como objetivo demostrar la validez científica de una tecnología de baterías de flujo de larga duración, segura y ecológica basada en materiales con una mayor densidad energética, con mayor vida útil, con mejor eficiencia energética y con plena estabilidad térmica. 

Para su validación, el equipo investigador de la Universidad de Burgos coordinará, durante los tres próximos años, un consorcio de trabajo formado por especialistas de la Fundación IMDEA Energía, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria, la Universidad de Aveiro de Portugal, la Universidad Ruhr de Bochum de Alemania y la consultora, también alemana, Eurice GmbH, quienes aportarán su experiencia complementaria en ciencia computacional, ciencia de materiales, química orgánica, química ambiental, ingeniería química, electroquímica y prototipado de baterías.