scorecardresearch

Inquietud al dispararse la okupación de pisos en Burgos

I.E.
-

En 2021, con solo 9 meses contabilizados, se pulverizan las cifras de casos, con 35, la segunda cifra más alta de la región

El número 9 de la calle Concepción fue desalojado el pasado año. - Foto: Patricia González

La okupación de viviendas es en Burgos un fenómeno no tan extendido como en grandes capitales y ciudades del litoral. Lo que no quiere decir que no inquiete a los propietarios. Al contrario, éstos cada vez están «más preocupados» por una práctica que no deja de crecer en la provincia. En el último lustro el número de casos se ha triplicado  y el año pasado alcanzó la cifra récord de 35, con datos del Ministerio del Interior que solo abarcan hechos acaecidos entre enero y septiembre, frente a las 13 que se registraron en 2015. José Muñoz, gerente de la Cámara de la Propiedad de Burgos, advierte de lo que realmente «inquieta» a los dueños de inmuebles «es la tendencia, pues las okupaciones no paran de crecer». 

En estos números se contabilizan tanto los allanamientos de morada, que son las okupaciones ilegales de primeras y segundas residencias, como las usurpaciones, que comprenden la entrada a viviendas que no son morada (no vive nadie en ningún momento del año) y se encuentran vacías. Burgos es la segunda provincia de Castilla y León donde más okupaciones de pisos y casas se producen. La primera es Valladolid, con 73 en los primeros nueve meses de 2021. Después va Burgos, con esas 35, y le siguen León, con 31; Palencia, con 25; Salamanca, con 22; Segovia, con 21; Ávila, con 16; Zamora, con 15, y Soria, con solo un caso, según la información aportada por el Gobierno a una pregunta parlamentaria del PP.

(Más información, en la edición de papel de Diario de Burgos de hoy viernes o aquí)

ARCHIVADO EN: Burgos, Okupación