Plantean rebautizar en femenino la barriada Inmaculada

J.M.
-

Carecen de denominación desde su creación en 1963. El Ejecutivo del PSOE quiere homenajear a figuras femeninas como Clara Campoamor o Marie Curie

Las calles se identifican por manzanas. - Foto: Alberto Rodrigo

Ha pasado ya más de medio siglo desde el surgimiento de la barriada de la Inmaculada, en pleno corazón de Gamonal. El régimen franquista promovía en 1957 la construcción de 734 viviendas sociales en alquiler (luego la cifra se elevaría hasta las 998) y el 12 de marzo de 1963 se firmaba la recepción de las obras que permitía a varios miles de burgaleses estrenar un nuevo hogar. Sucedió que entonces se optó por no dar nombre a la veintena de calles que conforman este espacio de la ciudad y la idea fue organizarlas de tal manera que sus residentes viven en un lugar en el que las placas que hay colocadas en los edificios anuncian que quien está allí se encuentra en la manzana 1, 2, 3, 4... o en el bloque A, B, C... Así ha sido hasta que el Ejecutivo del PSOE ha rescatado de los cajones un informe del área de Estadística del Ayuntamiento que ya en 2013 hablaba de «acabar con un problema endémico que genera complicaciones tanto a diversos sectores de la administración como a otros de índole privado». Y la idea es que cada una de estas calles pase a tener un nombre propio como el que tienen cualquier otra vía de la ciudad.
El planteamiento del equipo de Gobierno es reunirse en los próximos días o semanas con los vecinos para explicarles que la manera en la que está bautizada ahora mismo la barriada «acarrea numerosos problemas que trascienden del ámbito municipal». Y aunque no hay una propuesta firme sobre qué nombres se podrían utilizar, en el equipo de Gobierno han recuperado una propuesta del área de Mujer en la que se sugería que estas vías se bauticen con nombres de féminas ilustres. Se entendía conveniente que existiera una similitud en las denominaciones para facilitar su identificación y reconocer la labor al mundo de mujeres célebres. Algunas, debido al paso del tiempo, ya tienen su placa en otros puntos de la ciudad como María Amigo, pero hay otras que aguardan su turno como Clara Campoamor,Santa María Micaela, Julia Castrillo González, Marie Curie, María Zambrano, Mercedes Cabello Echave, Frida Khalo, María Telo, María Goyri,Elena Maseras, María Blanchard, María Isidra de Guzmán, Maruja Mallo, Carmen de Burgos, Ana María Matute, Rosario Weiss, Hipatia de Alejandría o Rigoberta Menchu. En cualquier caso, no se trata de una propuesta cerrada y el asunto se abordará en una comisión de Personal.
dificultades. En el Ayuntamiento relatan cómo uno de los grandes problemas que trae la falta de una nomenclatura clara es que en los cruces de datos del padrón de habitantes con el Instituto Nacional de Estadística, la dirección de sus residentes ocasiona un error que el INE clasifica como «invalidante». Lo que hace que numéricamente estas personas no aparezcan en las cifras de población y que no se reflejen en las listas del censo. Situaciones que se han arreglado «con dificultad y a base de reclamaciones individuales de los vecinos».
Aquel informe hace referencia a una legislación que no se cumple (como la Ley 4/1996, de 10 de enero que modifica los artículos relativos al Padrón Municipal, un real decreto, una orden de 1995 o una resolución de 1996 de Ministerio de la Presidencia...) pero esa normativa sigue vigente y en el Ejecutivo del PSOE confían en contar con el apoyo de los vecinos. Recuerdan que ya en ocasiones pasadas (en el año 2000 y después en 2018) se han acometido otros cambios de nombres de calles que no han ocasionado los trastornos que algunos vaticinaban.