scorecardresearch

Una filosofía tras los músculos

A.S.R.
-

Samantha García gana la medalla de plata en el Campeonato de España de Culturismo Natural, una práctica deportiva que descubrió hace dos años y defiende como un estilo de vida

La burgalesa Samantha García muestra el metal que se trajo de su debut en el Campeonato de España celebrado en Mallorca el 23 y 24 de octubre. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Llegó, vio y venció. Podía haber ido paso a paso, ponerse metas más asequibles, pero Samantha García decidió debutar a lo grande. Durante los dos últimos años, con una pandemia en medio, se preparó con un objetivo: asaltar el Campeonato de España de Culturismo Natural. La hora de la verdad llegó el pasado 23 y 24 de octubre en Mallorca, seleccionada por el equipo SMT (Science Muscle Team). Y todo el esfuerzo cristalizó en la medalla de plata, que ayer lucía en BeUp, el centro donde entrena y donde habla con pasión de esta práctica deportiva que defiende como un estilo de vida. 

Su relación con el deporte y la actividad física viene de siempre, picando de aquí y de allá, del running a las carreras de montaña pasando por el baloncesto, ya en la adolescencia decidió trabajar su físico y perder el miedo al entrenamiento de fuerza. «Curioseando, curioseando me interesé por este deporte, que lo es, aunque no esté reconocido como tal, y pese a estar bastante criticado», cuenta y desvela que, aunque al inicio nunca tuvo interés competitivo, todo cambió cuando descubrió en el culturismo «un apoyo súper importante para conseguir autoconfianza, sentirte más fuerte y, a la vez, llevar un estilo de vida saludable». 

Y hace dos años resolvió prepararse para la competición. Primero de manera autodidacta y luego con la ayuda de un profesional, Ibon Suberbiola, que la ha guiado en los cuatro mandamientos de este credo: entrenamiento, alimentación, descanso y mentalidad súper positiva.

«Este deporte es muy físico, pero es mental, debes tener fuerza de voluntad. Hay momentos muy duros, la mente te juega malas pasadas, pierdes la percepción de la realidad en cuanto a tu físico porque estás constantemente autoevaluándote, y necesitas que el entorno sea el adecuado para tirar adelante», observa García, quien define el culturismo como «una práctica deportiva que se basa en el desarrollo de la masa muscular llevado a la estética» y remarca que el natural, que ella abraza (forma parte de la Federación de Culturismo Natural), frente al convencional, rechaza el consumo de cualquier sustancia química. No es solo una etiqueta. Se someten a análisis antidopaje y polígrafos para garantizar esa limpieza.

«Mi finalidad no es la competición, aunque es muy bonito subirte al escenario, enseñar tu trabajo, ponerte los tacones y el bikini, el pelito, el maquillaje, pero para mí lo mejor es el camino, aprender de tu cuerpo, saber que si aplicas la ciencia en ti puedes hacer cosas maravillosas de manera natural. Este deporte me ha enamorado. Es la horma de mi zapato», se entusiasma esta deportista de 32 años que reconoce haber vivido una experiencia única en el Campeonato de España pese a jugárselo todo a una sola carta. En poco más de un minuto, el jurado valora los cánones de su categoría, la Bikini Fitness, que, por resumir, se ajusta a la figura de un reloj de arena, pero también toda su puesta en escena. 
Mereció la plata, un hito insólito en un debut, pero al tiempo que la acaricia sueña con el oro, que peleará en 2022.