scorecardresearch

Asalto al fútbol profesional

C.P.
-

A pesar de no haber jugado antes en Segunda División, Aitor Córdoba, Miki Muñoz y Juanma se han convertido en piezas básicas dentro de los planes de Calero esta temporada. El central vasco es el jugador del Burgos CF que más minutos ha disputado

Aitor Córdoba, Miki Muñoz y Juanma. - Foto: Agencia LOF y Christian Castrillo

Aitor Córdoba, Miki Muñoz y Juanma eran jugadores contrastados en Segunda División B, pero nunca habían dado el salto a la Liga SmartBank y era una incógnita cuál sería su rendimiento en un fútbol con mucho más ritmo y también más físico. La dirección deportiva del Burgos CF apostó por ellos el verano pasado tras su buen rendimiento en la temporada del ascenso y no se ha equivocado. Los tres se han convertido en piezas claves en el esquema de Julián Calero y han sido artífices de la ansiada permanencia.

La irrupción de este trío en el fútbol profesional no ha pasado desapercibida para nadie. Juanma se ha hecho un nombre en la categoría de plata y el Burgos CF tendrá complicado retenerle, Córdoba es el jugador que más minutos ha jugado de toda la plantilla y su renovación está al caer; y Miki Muñoz se ha garantizado su continuidad a base de sacrificio y mucho criterio.

La rapidez y astucia de Juanma son bienvenidas en cualquier equipo independientemente de la categoría. Ya tuvo una pequeña incursión con el Betis en Primera División, pero no ha sido hasta esta temporada cuando se ha asentado en el fútbol profesional. Ha jugado 34 de los 37 partidos ligueros del Burgos CF esta campaña, ha anotado nueve goles y ha sido partícipe en otros tantos. De hecho, su conexión con Pablo Valcarce en ataque ha sido una de las claves de la salvación. En la memoria quedará el 'hat trick' que le hizo al Leganés en la mayor goleada (4-0) que ha vivido El Plantío en el presente curso.

Si el andaluz es uno de los referentes ofensivos, Córdoba se ha convertido en el dueño y señor de la retaguardia. Julián Calero ha cambiado de sistema en varias ocasiones a lo largo de la campaña, pero siempre ha incluido al central vasco en sus planes. Ha disputado un total de 34 partidos y en 33 de ellos ha actuado como titular. 

Este año ha encontrado la regularidad que no pudo tener la temporada anterior y su buen hacer ha ayudado a conseguir esa solidez defensiva sobre la que se ha cimentado el éxito blanquinegro. Su rendimiento en su primera aventura en el fútbol profesional ha convencido a la dirección deportiva, que está cerca de llegar a un acuerdo para su renovación.

Tampoco había pasado nunca de Segunda B Miki Muñoz. Su experiencia se limitaba a la tercera categoría del fútbol nacional con los filiales del Real Madrid y el Valencia, y con equipos como L'Hospitalet, el Lleida y, en última instancia, el Burgos CF. Esa falta de experiencia en la Liga SmartBank no solo no le ha sobrepasado, sino que la nueva división le ha beneficiado a la hora de practicar su fútbol de toque. Calero ha contado con él en 35 encuentros y, aunque no ha sido tan fijo en los onces titulares como Juanma y Córdoba, sí ha tenido un rol fundamental en el juego de creación de los castellanos. Su renovación es un hecho.

A medias. De los que no habían pisado la Segunda, Juanma, Córdoba y Muñoz son los que mejor se han adaptado a la categoría, aunque Raúl Navarro y Álvaro Rodríguez también han tenido su dosis de protagonismo. De hecho, el lateral madrileño fue fundamental para Calero hasta que cometió un error grosero en Lugo. De menos participación han gozado tanto Alarcón como Undabarrena, suplentes habituales.