scorecardresearch

4 jugadores contra centenares de infectados

Sara Borondo
-

Los creadores de 'Left 4 Dead' vuelven al multijugador cooperativo

4 jugadores contra centenares de infectados

La relación de los zombis (o infectados) con los juegos de acción es larga y ha dado muy buenos resultados, desde la aventura gráfica The Walking Dead a Dead Rising pasando por Dead Island, The Last of Us, Resident Evil, Dying Light o incluso el modo zombies de Call of Duty. En el multijugador la referencia es, de momento, Left 4 Dead.

Turtle Rock Studios creó los dos capítulos esta última serie cuando era propiedad de Valve y se llamaba Valve South. Tras lanzar (con no demasiado éxito) Evolve en 2015, el estudio californiano regresa a la temática zombi-infectado con un shooter cooperativo en el que hasta cuatro jugadores online deben sobrevivir en un mundo en el que, tras una pandemia, gran parte de la población mundial ha muerto o está infectada por un gusano parásito.

Hay ocho personajes, llamados exterminadores, para elegir, cada uno con unas ventajas, atributos especiales y armas secundarias propias, que además se pueden mejorar y personalizar de forma que se adecúen al estilo de juego de cada jugador. Turtle Rock ha intentado dar profundidad a los personajes, sin lograrlo del todo.

4 jugadores contra centenares de infectados4 jugadores contra centenares de infectadosAunque quienes jugasen a Left 4 Dead verán elementos familiares; la cooperación es básica para llegar hasta la siguiente posición segura, atacando, compartiendo los recursos encontrados y curándose, sobre todo para eliminar a los enemigos más potentes, algunos de 6 metros de altura, lo cierto es que el estudio no podía crear un tercer capítulo ya que la IP es de Valve. La buena noticia es que Back 4 Blood tiene elementos que le confieren carácter propio, como el hecho de que se trata de infectados y no de zombis o el sistema de cartas que contienen mejoras estadísticas o habilidades pasivas y que constituyen una de las señas de identidad del juego.

Los naipes sirven para marcar la progresión, al ir jugando se van desbloqueando unos nuevos con los que construir mazos de hasta 15 cartas que marcan algunas de las condiciones de la jugabilidad. Combinarlos con las características de los cuatro componentes del grupo puede ser clave para conseguir el éxito en una partida, sobre todo en los niveles más altos de dificultad.

La campaña, compuesta por misiones muy variadas, se puede jugar en solitario con todas las cartas desbloqueadas para poder probar barajas o con tres compañeros controlados por la inteligencia artificial o hasta con tres amigos en línea.

Ya fuera del modo historia se pueden disputar partidas jugador contra jugador en dos equipo de cuatro personas. También, en un concepto heredado de Evolve, un jugador se convierte en infectado y debe acabar con los exterminadores utilizando habilidades exclusivas y hay un modo estilo battle royale.

Turtle Rock quiere animar a la rejugabilidad con la ayuda del Director de Juego, que adapta la dificultad a las acciones del jugador modificando los escenarios con niebla o tipo de los enemigos y su ubicación. Teniendo en cuenta la carencia de juegos de acción multijugador cooperativo que hay en los últimos años, se agradece el regreso de una propuesta de este estilo.

Back 4 Blood ha salido a la venta, traducido al castellano con acierto, en PC y las consolas de PlayStation y Xbox con crossplay y compatibilidad entre plataformas de diferentes generaciones. 

ARCHIVADO EN: Xbox, PlayStation