scorecardresearch

Acuaes asume los graves problemas en el colector del Ubierna

P.C.P.
-

Reconoce filtraciones en casi 5 de los 17 kilómetros de la conducción, posibles fugas en otros 3 y 1.700 metros con agua retenida entre pozos. Contrata la reparación por 180.000 euros

El entonces subdelegado delGobierno, José María Arribas, conversa con el presidente de la Diputación el día de la presentación del proyecto, en marzo de 2015. - Foto: Patricia

Han tenido que pasar más de 4 años desde la recepción de la obra, con innumerables quejas de los ayuntamientos afectados y visitas técnicas de por medio, para que por fin la Sociedad Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) reconozca los graves problemas en el colector que recoge las aguas residuales de una docena de localidades desde Ubierna hasta la estación depuradora (EDAR)de Burgos, y se decida a contratar la reparación de las deficiencias. 

De los poco más de 17 kilómetros que integran esta red, los técnicos han confirmado filtraciones en una treintena de tramos entre pozos, que suman 4,9 kilómetros, y sospechan que podría ocurrir lo mismo en 23 más, con 3,1 kilómetros. Además, en otros 2,75 km de conducciones queda pendiente de determinar su estado por deficiencias en los pozos y hay un kilómetro y medio más al que no ha sido posible acceder. Finalmente, 1.700 metros de colectores presentan agua retenida. Esto es, no resta prácticamente una zona que no sea sospechosa de presentar alguna deficiencia.

Para rematar la relación de deficiencias, existen dos tramos en los que estas «son tan importantes que han arruinado la funcionalidad del colecto», uno en el cruce bajo la carretera BU-V-6279 (de Villarmero a Celadilla Sotobrín), con un tubo aplastado en ambos extremos, y otro con material sedimentado que obstruye gran parte de una sección.

Las obras se adjudicaron a Acciona por 7,2 millones -frente a los 11,3 por los que salieron a licitación- y empezaron en septiembre de 2015, con un plazo de ejecución de 10 meses, ampliados mediante sendas prórrogas de seis y ocho semanas, por causas no imputables al contratista.Fueron recibidas el 24 de julio de 2017 y un año después, tras las conexiones de los diferentes municipios, se realizaron las pruebas de las estaciones de bombeo. «Posteriormente tras realizar alguna reparación, necesaria al detectarse circulación de agua no correspondiente al funcionamiento normal del colector, se dio por puesta la actuación en explotación», detalla la memoria valorada del proyecto.

«Sin embargo, desde que se puso en funcionamiento la obra -prosiguen los técnicos- se observó que los caudales que circulan por el colector alcanzaban valores muy elevados en comparación con los que corresponderían a los vertidos de los núcleos conectados. Para determinar el alcance y causas de esta problemática se han realizado diferentes campañas de inspección y reparaciones que, aunque han permitido cuantificar la magnitud de los caudales que se están introduciendo, no han conseguido corregir las deficiencias de las conducciones», reconocen desde Acuaes.

Las deficiencias que se relacionan en la memoria que ha servido para licitar estos trabajos se detectaron durante una campaña de inspección entre el 3 y el 21 de mayo.

El contrato se ha adjudicado a Servicios Técnicos de Limpiezas Industriales Miguel Arias, S.L. por 180.724,37. Se trata de la única licitadora que concurrió al concurso y, aunque en principio se consideró su oferta anormalmente baja, finalmente se aceptó.

Tendrá 3 meses de plazo para inspeccionar los tramos en los que se ha detectado filtración y poder acometer las reparaciones en los puntos de entrada, así como arreglar los pozos que presentan deficiencias que impiden la correcta inspección de los tramos contiguos y limpiar el agua retenida. Tras ello acometerá una segunda inspección para clasificar todos los tramos y llevar a cabo un segundo arreglo de los que sea necesario.

La infraestructura dispone de 15 aliviaderos para regular los vertidos unitarios de los núcleos de San Martín de Ubierna, Ubierna, Celadilla Sotobrín, Villaverde Peñahorada, Sotopalacios y sus polígonos industriales, Vivar del Cid, Quintanilla Vivar, Villanueva de Río Ubierna, Sotragero, Arroyal, Villarmero y Quintanadueñas.