scorecardresearch

Preocupación "altísima" en GSK por un posible nuevo impuesto

L.N.
-

El PP presenta una enmienda para solicitar una moratoria hasta 2029. El senador Javier Lacalle advierte que si prospera este gravamen afectaría al empleo y podría derivar a Francia la inversión que la farmacéutica planea para Aranda

Preocupación "altísima" en GSK por un posible nuevo impuesto - Foto: L.N.

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha presentado una enmienda para solicitar una moratoria hasta enero de 2029 que permita la exención fiscal en la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria de los gases que se utilizan en inhaladores dosificadores, también conocidos como "inhaladores de rescate". Una medida que afecta directamente a GSK, con fábrica en Aranda de Duero. Como han informado los senadores del PP Javier Lacalle y Cristina Ayala en una rueda de prensa, junto a la alcadesa, Raquel González, y al procurador Emilio Berzosa, de salir adelante esta proposición de ley impulsada por el Gobierno central "haría inviable la producción de Ventolín". 

Lacalle aseguró que en este momento hay "una altísima preocupación en GSK" y advirtió que si prospera el gravamen a los gases fluorados la multinacional farmacéutica podría derivar a Francia la inversión que planea para Aranda ya que en el país vecino no existe este impuesto. Además, "la afección al empleo sería importante en el medio plazo". De ahí la moratoria solicitada hasta 2029 "que permitiría a GSK renovar todo su equipamiento para emitir menos CO2 a la atmósfera y ser más competitiva". 

El senador popular acusó al Gobierno central de haber cambiado las reglas de juego ya que en principio la propuesta del PSOE se centraba en la transparencia para pequeñas y medianas empresas, "pero hace 20 días incorporaron una modificación relativa a los gases fluorados", algo que afectaría a 34.000 empresas y casi tres millones de trabajadores, siendo GSK una de las principales perjudicadas. 

Por su parte, Raquel González aseguró que dará cuenta de esta situación al resto de portavoces de los grupos políticos del Ayuntamiento y reconoció que "la situación preocupa mucho" porque GSK "es uno de nuestros pilares y los empleos que genera son muy importantes para Aranda, la Ribera del Duero y la provincia".

Esta semana habrá ponencia y comisión en el Senado, donde se votará el dictamen que posteriormente se elevará al pleno. Lacalle confía en que el Gobierno reconsidere su posición y se salve esta situación. "Vamos a evitar lloros futuros y a poner medidas ahora", concluyó.