scorecardresearch

La historia de superación del último fichaje del San Pablo

DB
-

Cady Lalanne salió de Haití para buscar un futuro mejor en EEUU. Tras pasar por Puerto Rico, Italia, China, Turquía y Corea del Sur, regresa a España -donde ya jugó con el BAXI Manresa (2018-19)- para ayudar al equipo burgalés a lograr la salvación

Pulgares arriba de Cady Lalanne tras un partido con el BAXI Manresa. - Foto: @BasquetManresa

La de Cady Lalanne es una historia de adversidades, donde el baloncesto ha ejercido de motor para seguir hacia delante hasta cumplir sus sueños. El pívot de 2,06 metros al que ha recurrido el Hereda San Pablo Burgos en la recta final de la presente Liga Endesa nunca lo tuvo fácil. Y ahora tiene un nuevo reto por delante: ayudar al equipo burgalés en los próximos cuatro partidos para lograr la salvación.

Tal y como recogió la Liga Endesa en un pequeño fragmento audiovisual, Cady Lalanne se tuvo que buscar la vida desde muy pequeño y a los 7 años recorrió 1.000 kilómetros en lancha de Haití a Estados Unidos con ese objetivo. Su talento le llevó a la universidad, pero su situación irregular en el país norteamericano le hizo volver a un Haití asolado tras el terremoto de 2010. 

Posteriormente logró regresar a Estados Unidos e ingresó en la Universidad de Massachusetts hasta que se licenció en 2015. Entre tanto ganó 16 kilos y mejoró su físico. San Antonio Spurs le eligió en el puesto 55 del draft de la NBA y participó varios veranos en la Summer League.

Lalanne formó parte de los Austin Spurs de la Liga de Desarrollo, ganó su primer título en Puerto Rico, destacó en Italia con el Brindisi, pasó por China y jugó en el Besiktas Icrypex turco antes de llegar a la Liga Endesa en verano de 2018. 

Se convirtió en referente de un BAXI Manresa que dirigía el laureado técnico azulón Joan Peñarroya y compartió vestuario con otros exjugadores del equipo burgalés, como Corey Fisher o Jordan Sakho. Ahora, tras su paso por Corea del Sur, regresa a España para cubrir la baja de Julian Gamble en el Hereda San Pablo, que afronta cuatro partidos trascendentales para continuar otro año más en la máxima categoría del baloncesto español. En el Coliseum se reencontrará con Alex Renfroe, con quien también jugó varios meses en Manresa.