scorecardresearch

Solo dos de cada 10 delitos de odio se denuncian en la región

SPC
-

Castilla y León registró en 2020 más de cincuenta casos, la mayor parte de ellos, 27, por causas ideológicas y otros once se debieron a actitudes racistas

De izquierda a derecha, Juan José Campesino, Virginia Barcones, Juan Miguel Recio y Virginia Hernández. - Foto: M. Chacón (Ical)

Solo dos de cada diez delitos de ocio se denuncian en la Comunidad, una cifra muy baja pese al repunte de la agresiones. La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, aseguró este jueves que espera que las denuncias aumenten con la puesta en marcha del II plan de acción de lucha contra estos delitos, que considera a las víctimas el eje prioritario de atención. «Es una cifra que nos tiene que llevar a intensificar el trabajo. En esta Comunidad todos tenemos que ser libres y nuestros derechos constituciones deben estar en pleno cumplimiento», dijo. En Castilla y León, en 2020, según el último Informe sobre la Evolución de Delitos de Odio, se conocieron 56 casos, la mayor parte, 27, por causas ideológicas. Unos datos que se conocieron durante la jornada de coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado contra los delitos de odio, organizada en colaboración con la Fundación Triángulo.

Acompañada por el jefe superior de Policía, Juan José Campesino, y Virginia Hernández, técnica de la Fundación Triángulo, Barcones explicó que el Gobierno de España «adquirió el compromiso de hacer frente a toda la problemática relacionada con los delitos de odio con todas las herramientas a su alcance y una fundamental es la que se pone en marcha en la Comunidad: la formación conjunta para mejorar su eficacia en la prevención e investigación de estos delitos, con especial relevancia en el trato y la protección hacia las víctimas».

Según el último Informe sobre la Evolución de Delitos de Odio se conocieron 56 casos en 2020 en Castilla y León, 27 de ellos por causas ideológicas. Además, once se debieron a actitudes racistas o xenófobas y ocho a intolerancia hacia la orientación sexual o la identidad de género de las personas. También se dieron tres casos relacionados con creencias o prácticas religiosas, dos de discriminación por razón de género o sexo, una de discriminación generacional y otra más por discriminación por enfermedad, así como tres de índole diversa. En cambio, no se conoció ningún caso que tuviera que ver con odio hacia las personas judías, gitanas, pobres o discapacitadas, según Ical.

464 casos desde 2013

En todo caso, los datos de 2021, según la Delegación del Gobierno, presentan un «ligero» aumento en su conjunto, si bien destaca, advirtió Barcones, el incremento de los que tienen que ver con la intolerancia ante la orientación sexual. Desde que se publica este informe sobre la Evolución de Delitos de Odio, 2013-2020, Castilla y León ha registrado 464 casos de delitos de odio conocidos. En cuanto al pretexto del odio, la ideología, la raza, la discapacidad y la orientación sexual o identidad de género «son los que más casos acumulan en la Comunidad en ese periodo». En 2021 se investigaron 1.802 posibles delitos de odio en todo el territorio nacional.