scorecardresearch

La AP-1 también se colapsa en el final de Semana Santa

F.L.D.
-

Dos accidentes generan numerosos retrasos en la vieja autopista, en dirección hacia el País Vasco. Los problemas comienzan desde el antiguo peaje de Castañares

La AP-1 también se colapsa en el final de Semana Santa - Foto: Patricia

La vuelta de Semana Santa tampoco está siendo tranquila en las carreteras burgalesas. Si ya el pasado miércoles la AP-1 se convirtió en una auténtica ratonera desde primera hora de la mañana, la operación regreso hacia el norte ha vuelto a causar retenciones kilométricas en la vieja autopista prácticamente desde Casteñares. Dos accidentes casi simultáneos han agravado los problemas de circulación. 

El primero se ha producido a las 17.22 horas a la altura de Monasterio de Rodilla. Cuatro turismos han colisionado por alcance en el kilómetro 19. Uno de ellos, un hombre de 57 años, ha necesitado asistencia sanitaria por un golpe contra el sistema airbag. 

Apenas un minuto después, en esta ocasión en el kilómetro 33 a su paso por Briviesca, otros tres vehículos han colisionado sin que en esta ocasión haya sido necesaria la intevención de personal médico, según han indicado fuentes del servicio de emergencias 112 de Castilla y León.

Aun así, las retenciones están siendo kilométricas y muchos vehículos han optado por circular hasta Miranda de Ebro por la N-I, que también está registrando un tráfico más intenso de lo habitual.