scorecardresearch

El repunte de delitos sexuales y de odio activa las alarmas

SPC
-

Los casos de abusos o agresiones se han incrementado un 30% en la Comunidad, y alertan «que en ocasiones se cometen en grupo con el fin de alardear ante iguales en redes sociales»

El repunte de delitos sexuales y de odio activa las alarmas - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La Fiscalía de Castilla y León reconoce que existe una preocupación en el seno de la institución por el repunte de los delitos y agresiones sexuales en la Comunidad, que arrojan ya un incremento cercano al treinta por ciento. «Agresiones y abusos que en muchas ocasiones son muy violentos, cometidos en grupo y para alardear, por lo cruel, ante sus iguales en las redes sociales», aseveró ayer el Fiscal Superior de Castilla y León, Santiago Mena, que verbalizó su preocupación ante el aumento de los delitos sexuales y de odio, sobre todo a través de las redes sociales, en la Comunidad. Durante su comparecencia en la Comisión de Presidencia de las Cortes, en la que presentó la Memoria de su departamento correspondiente al ejercicio de 2021, y aprovechando la presencia de los grupos parlamentarios, reclamó el «compromiso» de todas las instituciones y una «educación en igualdad» para unir esfuerzos en la lucha contra esta «lacra, sin dar un paso atrás».

ElFiscal General se detuvo en la violencia de género para subrayar que en el pasado año fueron cuatro las mujeres asesinadas por sus parejas en Castilla y León y una de ellas dejó dos huérfanos, pero no constaba denuncia previa.  También calificó de vital incidir en aflorar las cifras de víctimas que sufren el acoso de sus parejas, recordó que España es pionera y referencia mundial en la lucha contra la violencia de género y se decantó por mantener «el enfoque de género» en la lucha contra esta lacra.

Consideró «vital» el apoyo psicológico antes, durante y después de la denuncia y la formación, así como ahondar en el «yo sí te creo». Tal y como detalló, en 2021 hubo 75 ingresos en prisión por agresiones contra su pareja, además se dictaron 1.241 ordenes de protección, un 21 por ciento más que el año anterior, junto con 101 dispositivos de control de agresores. 

Redes sociales

Santiago Mena estimó preocupante los delitos en redes sociales, cuando el 94 por ciento de menores entre 10 y 15 años son usuarios de internet, así como los delitos de odio cuando «la palabra favorece la acción» para lo que señaló la «respuesta firme» desde los órganos jurisdiccionales. Los delitos contra la propiedad, robos en viviendas, se mantienen como los más numerosos, con 180 calificaciones, en una «situación preocupantes». «Es la Justicia la que tiene que adaptarse a las víctimas y a sus necesidades», enfatizó Mena, quien indicó que el Ministerio Público es el «único representante del Estado que llega al último rincón de todos los territorios», y ello a pesar de que Castilla y León, con más de 94.000 kilómetros cuadrados, es la región más extensa de Europa. Por último, destacó que la plantilla ha dado«un vuelco»con el 65 por ciento de mujeres de 131 fiscales frente al 35 por ciento de varones.

Más medios para que «la justicia sea justicia»

Los grupos de las Cortes de Castilla y León demandaron más medios materiales, como nuevos juzgados, y personales para que «la justicia sea justicia» y su acceso en el territorio se desarrolle en el plano de igualdad. Todos los ponentes se refirieron a que no exista aun la unidad de apoyo al Fiscal Superior, reconocieron que la criminalidad se mantiene en los términos del último informe y entraron en los datos de violencia de género, tras cuatro víctimas el pasado año, donde Santiago Mena, a preguntas de Vox, diferenció la violencia doméstica de la ejercida por un hombre contra una mujer o su pareja. En su intervención inicial, Mena, que respondió a cada portavoz por separado para dar respuesta a todas sus preguntas o aclaraciones, ya pidió el compromiso de «todos» en la lucha contra la violencia de género y defendió «el enfoque de género» para combatirla. 

El portavoz del PSOE en la comisión, Luis Briones, interpeló a Mena sobre la conveniencia o no de que las trasferencias de Justicia sean asumidas por la Comunidad. En su respuesta, el Fiscal Superior se confesó favorable pero solo sí ello es para mejorar la situación de la Administración de Justicia en Castilla y León. «A mi edad, no lo voy a ver. Esto, aparte de ser un pequeño chascarrillo, me gustaría verlo pero en unas buenas condiciones». Mena se refería así a que otras autonomías tienen asumidas las competencias y su situación no es mejor que la de Castilla y León.