scorecardresearch
Fernando González Urbaneja

Cartas desde 44 leguas

Fernando González Urbaneja


El 'equipazo' de Sánchez

07/06/2022

El superlativo equipazo se utiliza como calificativo de un equipo grande por número y sobre todo por resultados, por calidad. En estos tiempos se usa el término con relación al Real Madrid de esta temporada o con el equipo que acompaña y alienta a Rafa Nadal. También utilizó el término recientemente el presidente Sánchez para referirse a su gobierno, con ocasión de la presentación del PERTE social que patrocinan, sobre todo, ministros de la zona coaligada, los de Podemos, que tantas diferencias muestran con los socios socialistas. Un equipazo con varias tendencias.

¿Merece el actual gobierno ese calificativo de equipazo? En el sentido literal de equipo grande, numeroso, es muy correcto; se trata del gobierno más grande por número de ministerios y por la longitud de las definiciones de cada cartera que incluyen intenciones con retórica. Pero sospecho que no era ese el sentido que quiere dar el presidente, él se quería referir al desempeño, a la calidad, a que se trata del mejor gobierno de España, una pretensión tan legítima como poco compartida. Ni la experiencia, ni las cualificaciones de los ministros llamaron la atención al comienzo, ni la llaman ahora cuando son más conocidos.

Este no es el gobierno de los mejores, ningún ministro puede presentar un currículum destacado, no mejor que cualquiera de los anteriores. Tampoco hay que concluir que el gobierno de los mejores garantice el mejor de los gobiernos. Además de la valoración personal cuentan la oportunidad, la coyuntura, la fortuna (suerte)… que acompañan el desempeño de cualquier ministro como el zumbido al moscardón. 

Lo que resulta indiscutible es que el presidente Sánchez está persuadido de que él mismo es el mejor y que aquellos a los que ha elegido se le parecen en méritos. De manera que el superlativo equipazo es sincero. Pedro Sánchez se siente elegido, destinado, extraordinario, lleno de razón y razones, en resumen, una suerte para los españoles. Otra cuestión es si los electores comparten ese criterio. Hoy las encuestas no son favorables a Sánchez, tampoco su valoración personal que ni tira del partido ni del gobierno. De manera que un equipazo con mucha autoestima pendiente de ratificación.