scorecardresearch

La covid hunde la inversión en el extranjero a cifras de 2014

David Alonso
-

Las empresas de la Comunidad destinaron algo menos de cien millones de euros a invertir en otros países, por debajo de la cifra de 2020 y casi diez veces menos de los 900 millones de antes de la pandemia

La silvicultura fue uno de los sectores que más fondos movilizó durante el pasado año. - Foto: DB

Las empresas de Castilla y León plegan velas en sus inversiones en el extranjero y durante el pasado año redujeron su apuesta a cifras no vistas desde los últimos coletazos de la crisis del ladrillo. Concretamente desde 2014 la Comunidad no arrojaba un volumen tan bajo de inversión en el extranjero como en 2021, cuando la cuantía alcanzó los 97,2 millones de euros, por debajo incluso de los 105 contabilizados durante el primer año de la pandemia, según los datos que maneja el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Precisamente la covid-19 y sus estragos en la economía regional y global parece estar detrás de esta significativa merma en las posiciones de las empresas autonómicas fuera de las fronteras nacionales. Lejos, muy lejos quedan los casi 900 millones de euros que las sociedades castellano y leonesas invirtieron en 2019 en el extranjero, la cifra más alta de la serie histórica, aunque venía precedida de buenos ejercicios con movimientos de entre 150 y 250 millones de euros, siempre en operaciones no EVTE, –las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros, conocidas como los holdings españoles–. 

De hecho, los algo menos de cien millones destinados a acciones en el exterior el pasado año suponen menos del cinco por ciento del total invertido en la última década en la Comunidad. A nivel nacional, donde la Comunidad ocupó en 2021 el octavo puesto en este campo, apenas representó el 0,5 por ciento de los 22.000 millones invertidos en el extranjero, capitalizando Madrid más del sesenta por ciento del total.

Los servicios financieros acapararon ocho de cada diez euros invertidos en el extranjero en la Comunidad el pasado año, seguido por las empresas de silvicultura y explotación forestal, y las de  suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire. 

Camino opuesto

A diferencia de la inversión autonómica fuera de España, en el sentido inverso, Castilla y León mejoró sus cifras en captación de fondos extranjeros respecto al ejercicio anterior y logró atraer un total de 134 millones de euros, lo que supuso casi triplicar los 58 millones captados durante 2020. No obstante, están muy lejos de los casi 2.000 logrados en 2019. En cualquier caso, la Comunidad se situó como la novena del país que mayor inversión recibió, aunque su peso sobre el total apenas alcanzó el 0,5%.