scorecardresearch

La rebeldía expresada con el baile

S.F.L.
-

Con más de medio milenio de historia, Frías retoma la celebración en la que conmemora la sublevación de su pueblo ante la realeza. A lo largo del fin de semana más de 1.000 turistas se han dejado ver en la localidad atraídos por la Fiesta de Inter

La rebeldía expresada con el baile - Foto: S.F.L.

El cielo amenazaba lluvia y los termómetros no sobrepasaron los 17 grados, una temperatura ideal para los cuatro jóvenes que ayer se recorrieron las calles de Frías bailando con motivo de la celebración del día grande de la Fiesta del Capitán y San Juan. La entereza  del pueblo ante los abusos de la realeza queda reflejada en la festividad. Para Ekaitz, Gary, Juan, Javi y Pablo  -el Capitán- la jornada comenzó temprano y a las 6 de la mañana recorrieron junto con los dulzaineros las casas de la localidad en las tradicionales dianas.  

Los más madrugadores acudieron a la misa oficiada en la iglesia de San Vicente y tras su finalización, los vecinos y turistas que no quisieron perderse la Fiesta de interés Turístico Regional ni la segunda vuelta, se dirigieron a la plaza del Ayuntamiento, para continuar hasta el puente medieval -donde se realizó el primer revoloteo de la bandera- para terminar en la Era de San Juan. Los protagonistas demostraron su habilidad con el baile y recibieron las felicitaciones de todos. Algunos pequeños vistieron de traje regional y durante el baile apenas pestañearon para no perder detalle.

A diferencia de otros años, en el recorrido no participaron caballos enjaezados porque se asustan «mucho con el ruido y la gente», explicaba Fernando a una turista. Una vez terminados los actos oficiales tocó el turno de tomar el vermú y comer el pincho en los abarrotados bares de la calle del Mercado. Los hosteleros han trabajo «a destajo» durante todo el fin de semana y dado la bienvenida al verano «con ilusión y ganas», al igual que los propietarios de las tiendas de recuerdos, que reconocen que no atendían a «tanta gente desde hace meses».

Ya por la tarde, el Capitán y la Capitana danzaron de nuevo y de seguido sonaron los acordes de la Jota de la Justicia. El broche final del festejo lo puso la tercera vuelta clavando la bandera en la calle del Convento para llevar a cabo la Ofrenda del Rapé. Antes de dormir, los fredenses tuvieron la ocasión de despedir el gran fin de semana con los mejores trucos del Mago Linaje. El alcalde de la ciudad, José Luis Gómez, quiso agradecer a lo asistentes su «participación y conseguir entre todos que las tradiciones más antiguas no se pierdan». La Fiesta del Capitán recrea un episodio histórico que «nos ha marcado como localidad y estamos muy orgullosos de seguir celebrándola. Recuerdo que cuando era niña me encantaba ver a los músicos y a los danzadores, pero poder disfrutar ahora de los bailes de mis hijos, nietos y sobrinos me hace muy feliz», manifiesta Mari.

Programación. A lo largo de cuatro días las calles de Frías han sido testigos de la alegría de la gente. Para terminar la fiesta como se merece, hoy habrá un concurso de dibujo destinado a los más pequeños de la casa, bailes con Sandino y una comida de hermandad.