Los parques de Aranda se quedan sin empresa que los cuide

I.M.L.
-

El equipo de gobierno se quedó solo en la votación de la prórroga del contrato, que supondría un gasto de 294.000 euros. La oposición criticó la falta de previsión al sacarlo a licitación y la deficiencia del trabajo

Estado en el que se encuentra uno de los parques de Aranda, el de La Isla. - Foto: I.G.S.

A partir del 14 de agosto, fecha en la que finaliza el contrato con la empresa Urbaser para el cuidado de las zonas verdes de Aranda, los parques y jardines no van a tener quien se ocupe de ellos. Esta es la consecuencia de que la oposición votase en contra, en bloque (PSOE, Podemos y Vox), a la propuesta del equipo de gobierno en el Ayuntamiento arandino (PP y Cs) de prorrogar el actual contrato, que finaliza en esa fecha. El edil de Medio Ambiente, Carlos Fernández, justificaba esta prórroga en que las inéditas circunstancias de trabajo por la pandemia y la falta de un técnico en Medio Ambiente, que lleva solo mes y medio en su puesto, ha imposibilitado la redacción de un nuevo pliego y su inicio de tramitación con tiempo suficiente.

Con distintas expresiones, los argumentos en contra de la prórroga fueron coincidentes: la del servicio y la falta de control sobre los grandes contratos del Ayuntamiento. "Urbaser se lleva el 10% del presupuesto municipal, habría que controlarlo", afirmaba Sergio Chagartegui (Vox). "No están haciendo su trabajo, no hace falta un estudio para darse cuenta, solo hay que darse una vuelta por Aranda", criticaba Andrés Gonzalo (Podemos). "Mientras el concejal reconoce en comisión informativa que la empresa lo está haciendo mal, nos trae este acuerdo y nos dice que o prorrogamos o nada", apuntaba Ángel Rocha (PSOE).

Frente a todas estas críticas, Fernández reconocía que la técnico está realizando ya un seguimiento junto con la empresa de lo que está mal en el ámbito de los parques y jardines, añadiendo al finalizar el debate que "si no hay prórroga, muchos empleados de la empresa en Aranda se quedarán sin trabajo". Argumentos que no convencieron a la oposición, que no varió su voto en contra.

OTROS ACUERDOS. En una sesión plenaria en la que seguía vacante el sillón de IU, a la espera de que la nueva edil, Vanesa González, tome posesión, se aprobaba un reconocimiento extrajudicial de deuda, es decir, el pago de facturas que llegaron después de que se cerrase el ejercicio económico.

Además, con el voto en contra de Vox, se daba luz verde a una moción de apoyo a las trabajadoras de Digitex en Aranda ante el riesgo de despidos. El debate concluía con un agrio y político debate sobre la moción del PP para que el Gobierno central no se apropie de los recursos de las entidades locales, que se aprobó con el voto de calidad de Alcaldía.