scorecardresearch

Encuentro Internacional de La Tanguilla sobre cultura y vino

I.M.L.
-

Representantes de 26 asociaciones España, Francia y Portugal mostrarán en Aranda sus deportes y habrá catas, entre ellas una hermanando las dos DO burgalesas

El presidente de La Tanguilla, Carlos de la Villa, muestra el juego 'La Viña' a la alcaldesa de Aranda y la diputada de Cultura. - Foto: I.M.L.

La octava edición del Encuentro Internacional de Juegos Tradicionales retoma la temática de la cultura y el vino, sumándose así a la celebración de la Ciudad Europea del Vino en Aranda de Duero. Tanto el congreso como las actividades lúdicas paralelas, que regresan tras el parón de la pandemia, girarán en torno a la relación del juego y el vino. «El juego va siempre de la mano del vino, todas las asociaciones que van a venir están en zonas donde hay denominaciones de origen y nos van a traer sus vinos», apuntó el presidente de la AC La Tanguilla, Carlos de la Villa, organizadora de este evento que contará con la participación de 26 colectivos venidos de España, Francia y Portugal.

El programa arranca el 13 de mayo con la celebración del congreso, en el que se presentará un juego de mesa tipo rol llamado 'La viña', a cargo de su creador, José Ramón Palacios, en el que los jugadores se convierten en vendimiadores tras la herencia de un magnífico viñedo casi abandonado. Otro de los ponentes será Jesús Vicente Ruiz Omeñaca, que dará a conocer la propuesta didáctica 'El baúl de los juegos perdidos', y que De la Villa instó a la diputada de Cultura, Raquel Contreras, presente en el acto de presentación, a que valorara para poderlo implantar en los colegios burgaleses.

Desde el viernes por la tarde comenzarán el festival de juegos tradicionales, talleres para la participación infantil, degustación de productos típicos de las zonas participantes y las catas. Una de ellas hermanará las DO Ribera del Duero y Arlanza y se hará en copa de cristal y en vaso de cerámica sin esmaltar. El resto de las propuestas enológicas, dos de ellas para un centenar de catadores, servirán para conocer los vinos de los lugares de procedencia de los participantes en el encuentro. «Todavía esta mañana nos estaban llamando bodegas porque quieren participar y nosotros la única condición que ponemos es que tienen que venir de la mano de un juego», apuntó De la Villa.