scorecardresearch

Tres conductores ebrios en 11 minutos en tres calles distintas

DB
-

La Policía Local detectó estas conductas incívicas la madrugada del miércoles en diferentes puntos de la ciudad

Imagen de archivo de un control de alcoholemia de la Policía Local. - Foto: Alberto Rodrigo

La Policía Local lleva tiempo advirtiendo del incremento en Burgos capital de las conductas incívicas al volante, principalmente las relacionadas con la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes, y la madrugada de este miércoles pudo corroborar que estas situaciones, lejos de remitir, se suceden. En apenas 11 minutos, entre las 05.38 y las 05.49 horas, los agentes detectaron a tres conductores ebrios en diferentes puntos de la ciudad, por lo que se tramitaron las correspondientes denuncias administrativas. Cabe recordar que estas infracciones pueden conllevar sanciones económicas de hasta mil euros y la pérdida de seis puntos en el permiso de conducir.

El primer conductor descubierto por los agentes fue M.V.V.C., de 59 años, que se encontraba circulando por la avenida de la Constitución Española cuando una patrulla de Policía Nacional detectó conductas extrañas en la conducción y avisó a los agentes encargados de la Unidad de Atestados de la Policía Local, quienes certificaron la tasa antirreglamentaria que, por poco, no constituía un presunto delito contra la seguridad vial. Los agentes del cuerpo municipal también advirtieron que este conductor no había realizado el curso preceptivo de reeducación por lo que, además, fue sancionado y retirado el vehículo con grúa municipal.

Tan sólo dos minutos más tarde, y también en el Distrito Este -calle San Nicolás-, una dotación de la Policía Local observó una maniobra de marcha atrás antirreglamentaria, por lo que dieron el alto al vehículo. En este caso, A.B.G., de 28 años, también arrojó un valor superior a 0,25 mg/l en la prueba de alcoholemia.

Y para finalizar, a las 05.49 horas, en la avenida de la Paz, otra patrulla de la Policía Local detectó un vehículo que no respetó la luz roja de un semáforo. En la posterior prueba, A.G.G., de 31 años, también dio positivo, por lo que fue denunciado y su vehículo retirado al depósito municipal por la grúa.