Grandes empresas de restauración pelean por Simeón

J.D.M.
-

Trazas y Construcciones, nueva propietaria del inmueble del número 18 del Espolón, pospone las obras de rehabilitación hasta la adjudicación del bajo, un local muy 'goloso'

Grandes empresas de restauración pelean por Simeón - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El interés de grandes empresas del sector de la restauración por ocupar el bajo del inmueble ubicado en el número 18 del Paseo del Espolón no hace más que confirmar una tendencia cada vez más extendida: la colonización del centro de las ciudades por parte de los negocios de hostelería.
El cierre hace un par de meses de los antiguos Almacenes Simeón, la histórica boutique de ropa de mujer que durante más de 80 años permaneció prácticamente inalterable a ojos de los paseantes, dejó vía libre a Trazas y Construcciones, la nueva propietaria del inmueble, que desde entonces ha mantenido conversaciones con diferentes empresas, sobre todo cadenas de restauración, para el alquiler o la venta del local comercial ubicado en el bajo.
En las próximas semanas se conocerá el futuro inquilino de un establecimiento que en el que Almacenes Simeón llegó a ocupar 500 metros cuadrados, con sótano, bajo y primera planta y entrada tanto por el Espolón como por la Plaza Mayor, hasta quedar reducido a las dimensiones actuales tras la ampliación del Ayuntamiento de Burgos, en los años 90.
La excelente ubicación del local, en el eje del Paseo del Espolón y puerta de entrada hacia la Plaza Mayor, hacen de este sitio un lugar muy cotizado para las cadenas de restauración más importantes (hace unos meses ya se habló del interés de McDonald’s), pero también, por ejemplo, para las grandes firmas del sector textil.
Mientras no se cierre esta operación, que Trazas y Construcciones espera que esté resuelta para el mes de junio, no se iniciarán las obras de rehabilitación del edificio del número 18 del Paseo del Espolón, en cuyos bajos aún se lee el cartel que anunciaba la ‘Liquidación total por cierre’ de Simeón.
Hasta el momento, los trabajos se han limitado a catas arqueológicas (ayer se podía ver una máquina en su interior), pero antes de verano la nueva propietaria espera comenzar la transformación del inmueble en un bloque con siete amplios apartamentos de dos y tres dormitorios.
El edificio, del siglo XIX, deberá conservar su aspecto exterior, al estar protegida su fachada, y una vez comiencen los trabajos en el interior se verá el estado actual de los elementos estructurales del bloque para adaptarlas a las exigencias del código técnico de la edificicación.
Otros negocios. A la espera del próximo inquilino del número 18, unos metros más abajo, junto a la plaza del Rey San Fernando, avanzan a buen ritmo los trabajos de transformación de la librería Sedano y Calzados Melgosa en una pizzería que tiene previsto abrir sus puertas en verano, después de unos retrasos que han pospuesto su apertura.