scorecardresearch

Fotografías para demostrar el uso inadecuado de un rebaje

C.M.
-

Tras los recursos presentados por los vecinos, el Tribunal Económico Administrativo (TEAM) fijó ese criterio para demostrar que se mete el coche y de ese modo prosperen los expedientes sancionadores

Algunos residentes en la barriada de los Ríos demostraron que no guardaban vehículos y el rebaje daba a un jardín. - Foto: Patricia González

La Policía Local Administrativa es la encargada de verificar el estado de todos los vados que figuren en el padrón fiscal, comprobar que estén al día en el pago de este tributo y también de lograr la restauración de la legalidad en base la ordenanza que regula los rebajes y también a la de movilidad.

El informe que realizan los agentes debe ir acompañado de un reportaje fotográfico en el que se demuestre la infracción. No basta con fotografiar el portón sin la correspondiente placa de vado sino que deben realizar una fotografía del vehículo entrando en el garaje o «será difícil» que prospere el expediente sancionador. Ese es el criterio que ha fijado el Tribunal Económico Administrativo (TEAM), el órgano municipal al que deben acudir los contribuyentes que no están de acuerdo con un tributo antes de ir a la vía judicial. «Hay que demostrar que meten el coche. Ya no sirve una foto del portón, deben fotografiar el coche entrando o dentro. Así se lo hemos trasladado a la Unidad de Policía Local Administrativa», indicó el concejal de Hacienda, David Jurado. 

El mayor de este Cuerpo, Félix Ángel García, asegura que en la mayoría de los casos ya se ha hecho así. «Hablamos con el propietario y valoramos el uso que hace». 

El objetivo es evitar conflictos como los sucedidos en algunas zonas de la ciudad como las barriadas de los Ríos, Máximo Nebreda o El Pilar en algunas de cuyas casas nunca existió garaje sino un portón de grandes dimensiones que da acceso a la vía pública o en otras no solicitaron vado cuando se remodeló la calle por no tener vehículo. «A veces se usa el vado para almacén y en algunos casos tenemos que esperar para comprobar que tienen el coche dentro», señaló García. 

El subinspector y los oficiales de la Policía Local Administrativa se encargan de distribuir las zonas de la ciudad en base al listado general del padrón fiscal de vados que les proporcionan desde la Inspección de Renta. A cada grupo de agentes se le entrega un listado y se evitan así duplicidades. Sobre aquellos vados que aparezcan en la zona asignada y no figuren en el listado se eleva un informe a la Inspección de Rentas, en el que se hace constar que se pudo comprobar que en el citado local se guardan vehículos. Si no se pudo probar, también se reflejará. Según se confeccionan los informes, el subinspector y el oficial los remiten semanalmente al área de Inspección. 

También hay otros informes que se envían al Servicio de Movilidad (Samyt), por ejemplo, cuando los rebajes de los bordillos están deteriorados o no se han señalizado.