scorecardresearch

Un mercado en el alambre

Carlos Cuesta (SPC)
-

España, con 3.108.763 millones de parados registrados en marzo, lidera la tasa de desempleo en la eurozona a pesar de marcar un récord en el número de cotizantes

Un mercado en el alambre

La gran cruz de España en el plano laboral son las cifras de desempleo. Pese haber dejado atrás la pandemia siguen siendo las más altas de la UE, según avanzó el Ministerio de Trabajo esta pasada semana con el balance de marzo, que puso de manifiesto que el país lidera el paro de la zona euro al firmar una tasa del 12,6% frente a la media comunitaria del 6,8.

A pesar de que última la reforma laboral está ayudando a contener el número de desocupados gracias a los ERTE, ahora denominados Mecanismos Red y que actualmente protege a 79.441 trabajadores, la situación de incertidumbre que vive la economía española y la pérdida de confianza en el tejido productivo se ha agravado a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

Para entender esta realidad, solo hay que ver los indicadores económicos que ponen de relieve que el escenario que atraviesan las empresas es muy complejo ante una inflación que cerraba marzo en el 9,8%, con unos costes de la energía, materias primas y los precios prácticamente en máximos históricos.

Incluso, el nuevo director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, se pronunciaba hace unos días con preocupación al señalar en las nuevas previsiones revelan que el panorama no es nada halagüeño para España y destacaba, además, que la inflación media del 3,5% estimada el pasado diciembre será del 7,5% al menos hasta el mes de julio, lo que refleja un IPC desbocado que deja a la intemperie a las empresas y hogares más vulnerables.

El análisis del Banco de España afeaba, además, las previsiones del PIB del Gobierno que aún mantiene un crecimiento del 7% este año frente al 4,5% del supervisor financiero que achaca a los efectos negativos de la invasión de Ucrania.

La consecuencia directa es que el crecimiento del mercado laboral tampoco va a evolucionar como se esperaba antes del conflicto y, de hecho, según el Banco de España, la trayectoria ascendente de las horas trabajadas y del número de ocupados se prolongará a lo largo de los próximos años, aunque entre 2022-2023 su avance «será menos intenso» que el proyectado en diciembre.

Ese comportamiento «menos expansivo» del empleo ha llevado a la institución a revisar al alza la tasa de paro media prevista para 2023 y 2024, hasta el 13,2% y el 12,8%, respectivamente, frente al 12,9% y el 12,4% estimados en diciembre.

Como aspecto positivo, el organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos mejoró siete décimas la previsión para este año, en el que espera una tasa media de paro del 13,5%, debido a que las previsiones «se anclan» en un punto de origen más favorable tras conocerse los datos del cuarto trimestre de 2021.

El momento actual es delicado, al menos para subir salarios. Desde la patronal, tanto CEOE como Cepyme, alertaban que la inflación y la incertidumbre generada por la guerra de Ucrania pueden contraer la contratación, por lo que consideran «imprescindible» controlar la subida de precios, evitar efectos inflacionistas y acertar con las medidas de acompañamiento a las empresas y a trabajadores.

La realidad sigue estando en lo que los expertos califican como un «mercado en el alambre» a pesar de que marzo cerró con 140.232 cotizantes más y 2.921 desempleados menos lo que deja un balance de 19.834.504 de afiliados y una cifra de 3.108.763 desempleados.

Indefinidos

Pero no todo es negativo, uno de los mejores datos de marzo es que de los 1.671.841 contratos que se firmaron, 513.677 fueron indefinidos, la mayor cifra de toda la serie en cualquier mes.

Además, también creció el número de autónomos en 46.036 respecto a finales de marzo de 2021, destacando las actividades profesionales científicas y técnicas, con un crecimiento en los últimos 12 meses en 12.267 personas.

La gran asignatura pendiente del país es el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años que sigue siendo muy alto aunque, en términos interanuales, se ha reducido un 34,9%, hasta un total de 232.845 personas, la menor cifra en un mes de marzo en España.

Finalmente, a las puertas de la Semana Santa, Randstad Research ha avanzado que este año se presenta como una buena época de creación de empleo. Según su informe, se prevén cerca de 37.600 contratos más que en 2021, cuando se rubricaron 25.799 en un año marcado por las restricciones.