scorecardresearch

El Tubos Aranda blinda su portería

J.A.D.C.
-

El conjunto ribereño renueva de manera simultánea a Magnol Suárez, Luis de Vega y Adrián Hernando de cara a la próxima temporada

Un instante del acto de renovación de los tres cancerberos amarillos - Foto: J.A.D.C.

Siguen dándose pasos en el perfilado del proyecto deportivo que el Tubos Aranda Villa de Aranda pondrá sobre la mesa en División de Honor Plata la próxima temporada. En este caso, con la renovación de manera simultánea de todo el elenco de porteros que la plantilla ribereña ha tenido en nómina en el presente curso: Magnol Suárez, Luis de Vega y Adrián Hernando. Piezas que se han conjuntado a la perfección para defender el arco amarillo según se ha reconocido desde la propia entidad en la rueda de prensa que ésta ofrecía en las instalaciones de Blasgón (importante patrocinador del equipo), para su oficialidad, y tripleta de cancerberos que, junto con los ya confirmados nombres de Javi Domingo y Marcos González, tratarán de hacer regresar al club a la lucha por los puestos cabeceros y de ascenso a la Liga Asobal en 2023.

«La verdad es que en mi caso a nivel de portería las cosas no empezaron como yo hubiera querido esta temporada», manifestaba el propio Magnol Suárez en declaraciones a los medios tras hacerse oficial que seguirá un año más a orillas del Duero, el segundo para él, «pero poco a poco las cosas después fueron mejorando, así que por mi parte estoy muy contento de poder seguir aquí al año próximo y espero que también muchos más».

Como muchos más, concretamente seis, hará enrolado en la entidad del Príncipe de Asturias el guardameta leonés Luis de Vega la próxima temporada tras anunciarse igualmente su continuidad. Un lugar que el propio De Vega reconocía, «ya he dicho muchas veces, siento como mi casa», y por lo que «para mí es todo un orgullo que el club quiera seguir contando conmigo para tratar de conseguir al año que viene el objetivo».

Ambicioso éste y fijado en la lucha por los puestos cabeceros aunque sin obsesiones de por medio como daba a entender el discurso del propio club, pero punto de partida también que compartía, ya de cara a la nueva aventura en 2023, el meta amarillo Adrián Hernando. Y es que, fichaje aterrizado de nuevo en casa al inicio de la actual pandemia (hace ya dos años), el ribereño asumía con su renovación contractual que tratará de «aprovechar el tirón» y la oportunidad que le brinda el club para «poder seguir trabajando y apoyar» así al equipo al año que viene. Sobre todo, tras valorar de primera mano que, tanto con Suárez como con de De Vega, «estoy aprendiendo muchísimo cada día». Algo clave para dar continuidad al desarrollo del ya ex canterano, y que hasta la fecha ha podido verse reflejado sobre la pista con alguna que otra actuación providencial del arandino como la que sirvió para dar los dos puntos a la plantilla burgalesa en la visita a Soria.