Orbaneja lucirá su nueva imagen urbana en julio

F.T.
-

Los trabajos de adoquinado avanzan a buen ritmo tras los retrasos registrados por la pandemia, y el proyecto está ejecutado al 60%

Orbaneja lucirá su nueva imagen urbana en julio

La suspensión de la obra durante el estado de alarma y las medidas de seguridad con las que deben trabajar en estos momentos los operarios están generando un retraso en la ejecución del proyecto de urbanización de Orbaneja del Castillo, «que está materializado en un sesenta por ciento y estará completamente terminado en julio», avanza Javier Pablos, director técnico de Somacyl, la empresa pública encargada de la adjudicación y seguimiento de la obra.
Esta semana, tras días de pruebas y descartar a la primera cuadrilla, ha comenzado el adoquinado de las calles, con el asesoramiento técnico del arquitecto Félix Adrián, cuya familia desciende de Orbaneja y ha diseñado los dibujos. «El replanteo en las calles del adoquinado es complicado y hace que su colocación sea lenta», apunta Pablos, a la vez que reseña que la estrechez de las mismas, junto a las medidas de seguridad y la obligatoriedad de guardar las distancias, así como la seguridad de los propios vecinos, «impiden abrir muchos tajos y ralentizan el ritmo de la obra».
En paralelo a los trabajos de adoquinado se están ejecutando la últimas zanjas para soterrar distintas conducciones (abastecimiento y de aguas residuales, entre otras) y de hormigonado. 
En total, se está actuando sobre una superficie aproximada de unos 1.940 metros cuadrados, que se corresponde con las calles Caño, Iglesia, Rincón y Plazuela, cuya pavimentación presentaba un firme nada uniforme y bastante deteriorado, con baches, hundimientos y zonas parcheadas, lo que dificultaba la circulación tanto de peatones como de coches. 
La actuación está consistiendo en el cambio de todo el firme, había tramos que estaban incluso sin pavimentar ni asfaltar, y en la renovación total de las redes de abastecimiento y saneamiento, pues la vieja presentaba numerosas fugas, a la vez que se incorporan otras canalizaciones para mejorar los servicios a los vecinos.

Satisfacción. Desde la junta vecinal de Orbaneja, tanto el alcalde, Javier Perujo, como el concejal Raúl García, se muestran satisfechos porque los problemas y retrasos detectados al inicio de los trabajos se hayan solucionado de forma satisfactoria y por el aspecto que presentan los primeros tramos adoquinados. 
«Están quedado muy bien, tienen cogido el diseño de Félix Adrián y están avanzando a buen ritmo, porque este semana prácticamente han terminado una calle entera, cuidando todos los detalles, lo que no es fácil teniendo en cuenta que no todos los adoquines van en la misma dirección», manifiestan Perujo yGarcía.
Desde la junta vecinal ya ven cercana la ejecución de un proyecto por el que vienen luchando desde hace años y que tendrá un coste superior al medio millón de euros. Confían en que el ritmo de los trabajos se incremente a medida que pasan los días y que a finales del próximo mes de junio se pueda transitar por la mayor parte de las calles de la localidad. «Si se va a registrar un importante incremento del turismo de interior, como apuntan los expertos, es fundamental tener el grueso de la obra terminado para que los turistas se puedan mover con comodidad y sin obstáculos por el pueblo», apostillan el alcalde y el concejal de uno de los principales reclamos turísticos burgaleses.