Prohibido bañarse en el Arlanza y tirarse desde el puente

F.T.
-

El cierre de las piscinas incrementa la afluencia de jóvenes en unas aguas que «no son aptas para el baño», recuerda el alcalde lermeño. También se desaconseja en Covarrubias y en Peral

En los últimos días son numerosos los jóvenes que se acercan a esta zona del Arlanza para darse un baño y en algunos casos se lanzan desde el puente medieval, práctica que será sancionada. - Foto: Miguel ángel de la cruz

El cierre de las piscinas municipales y las altas temperaturas están propiciando que muchos jóvenes busquen en los ríos un baño refrescante, una práctica no exenta de riesgos y peligros, manifiesta el alcalde de Lerma, Miguel Ángel Rojo, quien recuerda que las aguas del río Arlanza a su paso por la villa «no son aptas para el baño» y que está prohibido tirarse desde el puente medieval, una práctica que ya han denunciado algunos vecinos y que será sancionada, asevera el regidor.
En un principio, el equipo de gobierno barajó la posibilidad de vallar el acceso al puente peatonal para impedir esta práctica, pero al tratarse de un bien protegido no es posible y ha optado por la señalización para disuadir a los jóvenes de utilizar esta zona para lanzarse al agua y el baño. «En los próximos días vamos a colocar unos carteles en la zona informando de la situación de las aguas y prohibiendo baño», apunta Rojo, quien sigue los pasos de otros regidores de la cuenca del Arlanza, como los de Peral de Arlanza o Covarrubias, que ya han instalado paneles desaconsejando el baño en unas zonas que durante el pasado fin de semana registraron una gran afluencia de público, a pesar de que todavía no han llegado los veraneantes a los pueblos de la cuenca.
Los regidores temen que la situación se complique a partir del próximo fin de semana cuando ya se espera, una vez finalizado el curso escolar, la llegada masiva de veraneantes, que se encontrarán con las piscinas municipales de Lerma, a las que acudían muchos residentes en otras localidades de la comarca. «La imposibilidad de dar un servicio óptimo y control higiénico-sanitario del virus en todas las instalaciones de las piscinas municipales, y ante el temor de un nuevo rebrote del coronavirus, como medida preventiva y para anteponer por encima de todo la salud de nuestros vecinos decidimos mantenerlas cerradas», señala Rojo, quien recuerda que tomar esta decisión, a la que algunos vecinos se han opuesto, «ha sido muy dura, pero consideramos que en la situación actual es lo más sensato».
Por lo que respecta al baño en los ríos,Rojo detalla que desde la Junta este año ha dado más libertad a los alcaldes para habilitar zonas de baño en los ríos, pero insiste en que las aguas del Arlanza no son aptas en estos momentos y lo serán menos a medida que avance el verano y disminuya el caudal del río. Además, si difícil es mantener un control higiénico-sanitario en una piscinas, más lo es un zona de baño en el río.
solo una zona apta. En toda la provincia de Burgos solo existe una zona de baño oficial, según el censo elaborado por la Junta, y es la que se encuentra en el embalse del Ebro, en el municipio de Arija. En total, en toda la Comunidad hay registradas 33 zonas en las que está permitido el baño, en función de la calidad de las aguas, que se analizan semanalmente.
Aunque solo hay una zona de baño registrada en el censo, lo cierto es que hay varios espacios en la provincia, sin ningún control sanitario, frecuentados por bañistas, en especial los fines de semana.