scorecardresearch

El Barça se gusta y golea

Europa Press
-

Dembélé y Pedri hacen un roto al Athletic, quien pensó más en la Copa (4-0)

El Barça se gusta y golea - Foto: Alberto Estévez

El Barça alargó su buena racha con un 4-0 al Athletic Club este domingo en la jornada 26 de LaLiga Santander celebrada en el Camp Nou, un partido cómodo para los azulgranas, más de lo que cabía esperar, para seguir cuarto en la tabla y tener ya a tiro el podio.

Los de Xavi Hernández encadenan siete encuentros sin perder, cinco victorias y dos empates, al superar al que fue su último verdugo. Además, los culés se ponen a un punto del Betis, tercero, con un partido menos. Los de Marcelino no fueron ni la sombra de la eliminatoria en Copa del Rey, competición en la que tenían de hecho sus ojos, por la semifinal del miércoles contra el Valencia.

El Barça mandó para seguir en su pulso por el 'Top 4' y no renunciar a hacer dudar al líder Real Madrid (a 15 puntos). Los locales mandaron con buen ritmo y buenas ideas, con Pedri, Adama, Aubameyang y Dembélé como destacados. El francés calló los pitos del Camp Nou en cinco minutos con el golazo del 2-0 y después asistió para el tercero y el cuarto ya en el descuento.

Lejos de San Mamés, con muchos cambios pensando en la Copa, los 'leones' fueron menos fieros y el Barça sacó además el buen momento reciente, gustándose al final por la irrupción de Dembélé y la calidad de Pedri. El equipo de Xavi dejó otra buena actuación, con el canario a los mandos. El cuadro culé puso la fluidez de balón alcanzada con la confianza de los resultados y Adama Traoré se puso a funcionar por la banda.

Así llegaron las primeras locales, con el Athletic bien armado, en su balance perfecto, aunque sin tener salida. No encontró huecos por dentro el Barça, pero sus jugadas llevaban peligro. Ferran y Gavi también asomaron, mientras Vesga tuvo un disparo desviado en la primera visitante. Sin Muniain o Iñaki Williams, al Athletic le faltaron ideas y el Barça no se cansó de buscar el gol. En otra buena combinación, Ferran volvió a perdonar y fue a balón parado, en un saque de esquina, donde llegó el 1-0.

Piqué remató al larguero y el rechace fue directo a Aubameyang, un goleador que demuestra que sigue con el imán, además de mucha calidad. Falló el plan de Marcelino justo antes del descanso y en la segunda parte tampoco logró profundidad. El desafío era saber dominar el desenlace y el Barça también aprobó ese examen.

Marcelino metió a Dani García y los Williams, pero el Barça tuvo peligro en su dominio y no sufrió. Xavi tenía opciones también en el banco y metió a Frenkie de Jong y Dembélé. El francés volvió a sufrir los pitos de parte del Camp Nou, por su decisión de no renovar por el club pensando en su salida.

El galo erradicó los silbidos de un latigazo con la zurda a la escuadra del palo corto. Dembélé era el mejor antes del culebrón y dio otro paso para volver a serlo también con dos asistencias. Las aprovecharon Luuk De Jong y Memphis en su regreso tras lesión. Para el Athletic supone más trabajo para llegar a Europa vía Liga, aunque para eso la Copa tiene su doble premio.