scorecardresearch

Michelin produce al máximo y suma 20 trabajadores

L. NÚÑEZ
-

Su director, César Moñux, destaca que la fábrica ha conseguido abrir todos los días que tenía previsto durante el verano y avanza que pelean por «un ambicioso plan de inversiones» para los próximos años

Uno de los trabajadores de la fábrica de Michelin en Aranda de Duero, elegida como líder tecnológica para el grupo en neumáticos de camión. - Foto: Michelin

La fábrica de Michelin en Aranda de Duero trabaja en máximos de producción diaria. A pesar de la incertidumbre generada por los problemas relacionados con el transporte de caucho desde Asia hasta Europa, ha abierto todos los días que tenía previsto tanto en el mes de julio, como en agosto y septiembre. Su director, César Moñux, pronostica en una entrevista con Diario de Burgos que esta será la tendencia de cara a los próximos meses. De hecho, avanza que se encuentran inmersos en conseguir asignaciones máximas para 2022. 

La empresa de neumáticos aspira a lograr una producción de 150.000 toneladas el próximo año, cifra que igualaría las conseguidas en 2017 y 2018. Las perspectivas también son positivas para esta anualidad. «Hoy podemos decir que sí que hemos tenido algo de impacto en ausencia de materias primas en el primer trimestre fundamentalmente, pero auguramos no sólo igualar la producción de 2019, sino superarla», asegura Moñux, quien reconoce que «ha habido momentos de mucha incertidumbre con el caucho» que les han obligado a mantener reuniones de crisis de manera continua «siguiendo barco a barco que llegaba a los puertos, camión a camión y contenedor a contenedor para poder decir que Aranda ha producido todos y cada uno de los días». 

De hecho, excepcionalmente, para suministrar a algunos clientes, la empresa recurrió al transporte de materias primas por avión desde Asia, lo que acarrea unos costes más elevados. «El problema no es disponer de materia prima, sino disponer de materia prima en España. El problema radica, por tanto, en el transporte», recalca.  

En septiembre han activado toda la producción posible, si bien siguen «semana a semana». En todo caso, la premisa es clara:«Si disponemos de materia prima, nuestro objetivo pasa por ir al máximo calendario de apertura durante los próximos meses».

El director de Michelin en Aranda admite que es la primera vez que vive una situación de tanta tensión en cuanto a suministro de materias primas, crisis que achaca a varias causas. Por un lado, el hecho de que las flotas ajustaran su capacidad. Por otro, el confinamiento desacompasado a nivel mundial, de forma que unas zonas cerraron unos meses y otras lo hicieron después, provocando que los contenedores se quedaran bloqueados en algunos puntos. El cierre de Asia, posteriormente se sufrió en Europa y más tarde en América. «Por no hablar de lo que ocurrió en el canal de Suez», agrega Moñux, al tiempo que precisa que aunque Michelin tiene plantaciones de caucho natural en África y América del Sur, reciben la mayor parte de esta materia prima del Sudeste Asiático. 

A ello se suma que el transporte marítimo se ha encarecido en torno a un 300% desde marzo de 2020. Costes que siguen sin dar tregua a las empresas cuyas cadenas de suministro dependen de los barcos. El directivo constata que el aumento de los costes de las materias primas se debe al gasto asociado al transporte y no cree que a corto o medio plazo se recuperen los costes logísticos anteriores a la pandemia. Tampoco ve una solución a muy corto plazo para esta crisis global pero sí espera que dentro de unos meses la situación esté mejor.

Preguntado por si han sufrido algún retraso a la hora de entregar pedidos por este problema, Moñux reconoce que en estos momentos tienen más demanda que capacidad, lo que hace que «haya clientes que estén esperando nuestros neumáticos». Siempre se les suministra, pero «en algunos casos no en el plazo deseado». De ahí también la expectativa de continuar en máximos de producción. En este punto, Moñux pone en valor «el trabajo heroico» desempeñado por todos los trabajadores, lo que ha permitido que la empresa esté trabajando en continuo «salvo unos días muy puntuales en el primer trimestre». 

plan de inversiones. Aunque a principios de año, Michelin no tenía previsto realizar contrataciones en Aranda, la necesidad de ir a una producción máxima diaria se ha traducido en nuevas incorporaciones. Moñux remarca que este mes han finalizado un proceso para sumar a 20 personas, de los cuales diez son ingenieros y los otros 10 se integrarán en producción. Un cambio que el directivo justifica por dos razones: las perspectivas favorables y el hecho de que la factoría de la capital ribereña haya sido identificada como la fábrica líder tecnológica para el grupo en neumáticos de camión. 

Tras subrayar que la inversión de 15 millones para 2021 se mantiene, Moñux avanza que  pelean «por un ambicioso plan de inversiones para los próximos años».