scorecardresearch

Vía libre a la apertura de chamizos en los polígonos

J.M.
-

Los locales de ensayo de los grupos de música dejan de estar amenazados y podrán seguir desarrollando su actividad, según el último borrador de la ordenanza municipal

La Policía Local ha intensificado la vigilancia sobre los chamizos en los últimos meses. - Foto: Patricia

El último borrador de la llamada Ordenanza de Chamizos, cuyo texto está aún en fase de discusión y es susceptible de ser modificado, prevé dar vía libre a la existencia de locales de este tipo «en naves industriales de cualquier tipo, incluidas las denominadas naves nido».

Este uno de los grandes cambios que recoge el borrador de la futura norma (remitido este martes a la oposición) en comparación con el texto inicial que se presentó a los grupos políticos a finales de 2020, al poco de aterrizar Cs en el recién estrenado Gobierno de coalición. Se hablaba entonces, a diferencia de lo que se expone ahora, de que los locales menores de ocio privado (así es como la norma los define técnicamente) tendrían «prohibida su ubicación en polígonos o áreas industriales, en parcelas de uso industrial y naves industriales de cualquier tipo, incluidas las denominadas naves nido».

¿Qué ha sucedido para pasar de la prohibición total a defender su presencia en los polígonos? Durante el largo periodo de elaboración de los diferentes borradores de la ordenanza, el equipo de Gobierno recibió duras críticas ante la posibilidad de que esta normativa pudiera acabar con los espacios de ensayo de numerosos grupos de música locales. Porque las críticas de los empresarios (especialmente los de Pentasa) nunca se han dirigido hacia estos inquilinos, respetuosos con el vecindario de negocios, sino hacia el alquiler de chamizos a jóvenes que utilizan estos espacios para beber y no respetan las mínimas normas de convivencia en materia de ruido, limpieza...

Seguramente este último texto de la Ordenanza Municipal Reguladora del Funcionamiento de los Locales Menores de Ocio Privado sea del agrado de los grupos de música, que sentían amenazados los alquileres que pagan religiosamente desde hace años, pero está por ver si lo acogen de la misma manera los empresarios. El concejal de Licencias, Miguel Balbás, tiene previsto reunirse con la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) en un futuro próximo.

Lo que parece claro es que en el Ejecutivo local ha habido un cambio de criterio que parece mostrar el convencimiento de que el Ayuntamiento prefiere tener chamizos en los polígonos, que en el resto de la ciudad (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy jueves o aquí)