scorecardresearch

Las ayudas para viviendas priorizan a provincias rezagadas

SPC
-

La Consejería prepara la convocatoria de la última línea del actual plan estatal de vivienda, dirigida a la conservación y accesibilidad, con una partida presupuestaria de 2,8 millones

Trabajadores realizan obras de mejora en un edificio residencial en una ciudad castellana y leonesa. - Foto: Óscar Solorzano

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente modificará el reparto de las ayudas a la rehabilitación y accesibilidad de edificios con el fin de impulsar las reformas en las provincias que no aprovechan estos fondos para renovar su parque inmobiliario. Para ello, ensayará una nueva distribución del crédito, que reserva una parte de la financiación para su distribución provincial, con el objetivo de que las más avanzadas no se lleven la mayor parte del presupuesto previsto.

Para ello, el departamento dirigido por Juan Carlos Suárez-Quiñones ha publicado una orden que cambia las bases reguladoras que sustentan la convocatoria de las ayudas a la conservación y accesibilidad de edificios, que verá la luz en las próximas semanas. Esta línea, con una dotación de 2,8 millones de euros, será la última que se lance del actual plan estatal de vivienda 2018-2021.

De esta forma, fuentes de la Consejería explicaron a la Agencia Ical que esta medida se ha fijado tras la experiencia de otras comunidades, así como en el conocimiento adquirido desde el año 2013 con esta línea de ayudas. Con ello, Fomento pretende equilibrar el destino de los fondos y desarrollar la actividad de la construcción en el ámbito de la rehabilitación, puesto que algunas provincias castellanas y leonesas contaban con muchos proyectos, mientras apenas se recibían solicitudes desde otras.

En este sentido, la Junta pretende distribuir la dotación presupuestaria por provincias atendiendo a su peso poblacional relativo en el conjunto de la Comunidad, según los datos censales más recientes publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por ello, inicialmente se reserva el 25 por ciento para los municipios rurales -ámbitos tres y cuatro- que tengan menos de 20.000 habitantes, excepto Medina del Campo (Valladolid).

A continuación, se reserva otro cupo que se repartirá por provincias, en función de su peso en la población de Castilla y León, lo que permite a los solicitantes competir solo con otros aspirantes dentro su propio territorio. No obstante, si no hubiera suficientes demandantes, la Consejería prevé un tercer sistema de distribución en el que las solicitudes se valorarán en función de los criterios generales estipulados por la convocatoria, como es la inversión media de vivienda.

Reformas.

Dentro de los programas contenidos en el plan estatal de vivienda 2018-2021, el programa de fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas financia la ejecución de obras para la conservación, la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas unifamiliares (urbanas o rurales), edificios de viviendas de tipología residencial colectiva y viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva.

Entre las convocatorias realizadas durante 2018, 2019 y 2020, las ayudas concedidas por la Junta para estos dos programas de rehabilitación de viviendas (a la conservación del edificio y realización de mejoras en materia de accesibilidad, y a la realización de obras de eficiencia energética) es de casi 14 millones. Estas subvenciones han generado una inversión de 43,4 millones con 319 propietarios (198 comunidades y 121 unifamiliares) beneficiados y 3.449 viviendas (1.675 en ayudas de eficiencia energética y sostenibilidad y 1.774 de conservación, seguridad y accesibilidad) en Castilla y León.