scorecardresearch

Marañón quiere emular al Basque Culinary Center en Burgos

G. ARCE
-

Junto con el alcalde, Daniel de la Rosa, mantuvo un reciente encuentro con Odón Elorza, bajo cuyo mandato municipal se creó esta institución gastronómica en San Sebastián. Promueve presenta esta semana la idea en sociedad

Sede del Basque Culinary Center, donde se imparte el Grado de Gastronomía y Artes Culinarias. - Foto: Luis López Araico

Convertir a Burgos en un referente en automoción y en agroalimentación y apoyar a la industria local de ambos sectores en los campos de la innovación, la investigación, la formación y el emprendimiento. Estos son los objetivos básicos a los que aspiran el Burgos Automobile Center y el Burgos Food Center, dos proyectos impulsados desde la Sociedad de Promoción (Promueve) que serán presentados esta semana al sector empresarial y que el Ayuntamiento quiere que tengan su sedes físicas en la ciudad.

Las citas son mañana, martes 10, en el Fórum Evolución (18,30 horas) para el sector de la automoción y el miércoles 11 para el de la agroalimentación, a la misma hora. A estos encuentros se ha invitado a una representación empresarial (la patronal FAE, Cámara de Comercio e Industria y empresas de referencia), a las dos universidades, centros de enseñanza profesional, el Digital Innovation Hub Industria 4.0  y a las fundaciones de la ciudad, entre otras instituciones locales.

«El automóvil y la agrolimentación son los dos sectores más potentes de la industria burgalesa y queremos crear un lugar de encuentro común en el que todos puedan aportar sus contactos, recursos, conocimientos y colaborar en los campos de la I+D, la formación, la comercialización de nuevos sistemas productivos, entre otros campos», explica el presidente de Promueve, Vicente Marañón.

El momento es propicio, añade, pues los fondos europeos están potenciando proyectos que impulsen la transición energética y ecológica al que se enfrentan ambos sectores, así como al desarrollo de territorios afectados por la despoblación. «Automóvil y alimentación se enfrentan a un cambio de paradigma en sus mercados y además son grandes consumidores de energía y generadores de mucho emprendimiento. Queremos que en estos ámbitos se aúnen los esfuerzos y también se cree ciudad».

El modelo a seguir, apunta Marañón, es el que creó San Sebastián con el Basque Culinary Center, una fundación público-privada que ha constituido un ecosistema de formación, innovación, investigación y emprendimiento en torno a la gastronomía y con un enfoque internacional.

De hecho, el alcalde, Daniel de la Rosa, y Marañón mantuvieron un reciente encuentro con Odón Elorza, bajo cuyo mandato municipal se creó esta institución gastronómica en San Sebastián, para conocer los pormenores de este proyecto.

Sedes. Marañón reconoce estar abierto a las propuestas que las empresas le formulen, aunque su objetivo es que ambos proyectos terminen contando con una sede propia e independiente, edificios emblemáticos levantados en suelo municipal y que supongan un referente para la imagen de la ciudad y de su industria en el exterior, siguiendo el modelo de Basque Culinary Center.

«Queremos captar fondos europeos, por lo que iremos a Bruselas. También pretendemos explicar estos proyectos a la Junta de Castilla y León», explica el vicealcalde, que se muestra abierto en torno a la fórmula jurídica que adopten, ya sea fundación, consorcio o sociedad anónima, aunque garantiza la presencia y el apoyo del Ayuntamiento en cualquiera de las fórmulas elegidas.