scorecardresearch

Empieza la cuenta atrás para el derbi: del avión al campo

J.C.M.
-

La plantilla del Burgos CF se desplazó directamente del aeropuerto de Madrid hasta El Plantío para entrenar tras el partido en Ibiza

De izquierda a derecha, Zabaco, Claudio Medina, Aitor Córdoba y Miki Muñoz. - Foto: Valdivielso

Tras encajar la derrota ante el Ibiza, la plantilla del Burgos se trasladó a su hotel de concentración, descansó unas horas y de madrugaba emprendió el regreso a Burgos. Aterrizó en Madrid sobre las ocho de la mañana y a las once de la mañana llegaba a El Plantío, donde Julián Calero había preparado una sesión de entrenamiento, sobre todo de recuperación. Después los jugadores comenzaron un descanso de dos días antes de reincorporarse al trabajo el miércoles por la mañana en las instalaciones del Burgos Promesas en Castañares.

Será entonces cuando comience la preparación del derbi del domingo (18.15 horas) contra el CD Mirandés en El Plantío, un duelo apasionante y que ha despertado la ilusión de ambas aficiones días antes de disputarse.

Ambos equipos llegarán a esta cita después de haber perdido sus partidos de la séptima jornada. El Burgos CF perdió con claridad en Ibiza, en su peor partido de la temporada. Pese a ello pudo cambiar el rumbo del choque en varias ocasiones, con las oportunidades de Pablo Valcarce en la primera mitad, y de Elgezabal y Juanma en la segunda mitad.

Tampoco le fueron bien las cosas al CD Mirandés, que perdió contra el CD Leganés en Anduva. Realizó el equipo rojillo una magnífica primera mitad. Fue capaz de remontar el tanto inicial del conjunto madrileño y tuvo la ocasión de adelantarse en el marcador con una magnífica oportunidad de Íñigo Vicente, que disparó desviado  cuando estaba en una inmejorable situación.

Sorprendentemente en la segunda parte el equipo rojillo se desactivó y el CD Leganés no dejó pasar la oportunidad para marcar el tanto de la victoria en el tramo final del encuentro.

A nivel clasificatorio llega bastante mejor el CD Mirandés que el Burgos CF ya que suma 10 puntos y disfruta de una posición muy cómoda en la clasificación.

Por su parte, el Burgos acumula seis puntos, después de ganar un partido (Real Valladolid), empatar tres (Amorebieta, Leganés y Las Palmas) y perder otros tres (Sporting de Gijón, Eibar e Ibiza). Pero poco importan estos datos en un derbi y jugadores de ambos equipos, tras concluir sus partidos, apostaron por pasar página de las derrotas y comenzar a preparar y mentalizarse para el duelo del domingo en El Plantío.

(Toda la información, la entrevista a Pablo Valcarce y la crónica de la derrota del Mirandés frente al Leganés, en la edición impresa o aquí)