scorecardresearch

Financiación verde: La gran apuesta

SPC
-

CaixaBank moviliza 43.800 millones de euros en préstamos y emisiones sostenibles, 9.450 en 2021 con 42 operaciones

La firma lidera la innovación en el ámbito transaccional.

La lucha contra el cambio climático es un compromiso mundial, de Gobiernos, empresas y ciudadanos que buscan un futuro sostenible, con un menor impacto sobre el medio ambiente que permita una mejor supervivencia del planeta. Entre las compañías implicadas en este proceso está CaixaBank, que mantiene esta apuesta y ha cerrado 42 operaciones de financiación sostenible por valor de 9.450 millones de euros en lo que va de año. Un dato que supone un récord para el banco en esta área de actividad, con un aumento de un 55% en préstamos y productos transaccionales y del 170% en emisiones de bonos con respecto al mismo período del año anterior.

La cifra es muy superior a lo firmado en 2020, cuando la entidad movilizó un total de 5.010 millones de euros en créditos y 7.500 millones de euros en bonos verdes, sostenibles y sociales, lo que colocó al grupo como una de las entidades líderes en Europa en este ámbito. De hecho, según el ranking de Refinitiv, a cierre del pasado año, la empresa se situó como el quinto banco europeo y el noveno mundial en ESG&Green Lending.

Una parte relevante de la financiación sostenible se ha formalizado bajo el formato de préstamos sostenibles (ESG-Linked), que vinculan el tipo de interés de la financiación a objetivos sostenibles (KPIs o Ratings ESG). En esta categoría, se han cerrado 81 operaciones por valor de 7.663 millones de euros. Entre ellas, destacan el préstamo sindicado sostenible de Acciona, la mayor operación sostenible en España y pionera a nivel global al garantizar los impactos estimados; o el de Atresmedia, que se ha convertido en el primer crédito de este tipo en el sector audiovisual. 

En ambas transacciones, CaixaBank ha actuado como Coordinador de Sostenibilidad y Agente, realizando  de sostenibilidad y estructurador. También son remarcables las primeras operaciones sostenibles con aval ICO en España, como las financiaciones de El Corte Inglés e Intermas.

Por otro lado, la empresa ha realizado 48 préstamos verdes por valor de 2.900 millones de euros. Ese tipo de créditos se caracterizan por financiar proyectos con un impacto positivo directo en materia medioambiental. Dentro de esta categoría, se incluyen los project finance Doggerbank y Fecam, las cuales han sido galardonadas por Project Finance International (PFI) como Global Green Deal of the Year 2020 y EMEA Green Deal of the Year 2020, respectivamente. Y también la financiación concedida en agosto a un nuevo centro logístico operado por Amazon, que cuenta con la certificación sostenible Breeam.

En cuanto al ámbito transaccional, CaixaBank está liderando la innovación en España en este segmento de productos, movilizando 3.630 millones de euros en ocho operaciones, donde destacan especialmente los dos primeros factoring y líneas de avales sostenibles en España realizados con Siemens-Gamesa y con Endesa, así como la primera carta de crédito verde con Acciona.

En cuanto a la actividad de mercado de capitales, CaixaBank ha participado como bookrunner en la emisión de 41 bonos calificados como verdes, sociales o sostenibles, lo que ha supuesto la colocación de 29.620 millones de euros. En este capítulo, destacan emisiones en 2021 como el Bono Verde de Red Eléctrica, el Bono Verde de Telefónica y la emisión del Bono Sostenible de la Comunidad Autónoma Vasca, Comunidad de Madrid y Andalucía.

 

Objetivos de la ONU

Además, a mayo de 2021, CaixaBank ha emitido seis bonos para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, y es el banco europeo con mayor volumen de emisiones de bonos ESG en euros con un total de tres bonos verdes y tres bonos sociales, con un valor combinado de 6.000 millones de euros. Posicionándose, de este modo, en el mayor el banco europeo con mayor volumen de bonos ESG en crédito euro.

De hecho, el grupo es uno de los más comprometidos con la sostenibilidad, dado que su Plan de Banca Socialmente Responsable recoge cinco importantes principios de actuación que suponen una contribución directa a esa agenda de Naciones Unidas. La entidad apoya, mediante su actividad, iniciativas y proyectos respetuosos con el medio ambiente, que contribuyan a prevenir y mitigar el cambio climático, a impulsar la transición hacia una economía baja en carbono y el desarrollo social.

El banco ha movilizado en 2020 más de 12.000 millones de euros en financiaciones sostenibles, con más de 2.000 millones de euros formalizados en financiaciones verdes y más de 3.000 millones formalizados en financiaciones ligadas a variables ESG, donde destacan los objetivos sobre variables de tipo medioambiental, como la reducción de emisiones o la eficiencia energética. 

Si en 2020, CaixaBank se posicionó como el quinto banco a nivel europeo y noveno mundial en préstamos verdes y sostenibles en las League Tables Top Tier por volumen, según Refinitiv, en lo que lleva de 2021 se ha colocado como líder en la emisión y colocación de bonos verdes, sociales y sostenibles en los mercados de España y Portugal, según los rankings de Dealogic y Refinitiv.

 

Compromiso contra el cambio climático 

Después de convertirse en la primera entidad que introdujo en España las tarjetas con materiales biodegradables -en 2019, realizadas con ácido poliláctico, procedente de almidón de maíz- CaixaBank mantiene su apuesta por el medio ambiente y ha iniciado ya la emisión de este medio de pago con elementos sostenibles, de modo que dejará de utilizar el plástico en su fabricación y lo sustituirá por materiales con menor impacto ambiental, en su mayoría PVC reciclado, la alternativa al plástico con menor huella de carbono.

Con más de 18,8 millones de unidades, la sustitución se hará de manera progresiva, si bien se estima que a lo largo de 2021 el 85% de las nuevas tarjetas ya sean con este formato. De este modo, será el primer grupo financiero del país y uno de los primeros bancos de todo el mundo en lanzar este soporte con materiales alternativos con menor impacto para el medio ambiente. 

Además del PVC reciclado, para determinadas modalidades CaixaBank utilizará el PLA, un elemento de origen biológico por el que se evita utilizar recursos fósiles y es biodegradable. De todos modos, ambos materiales reducen el impacto ambiental y aseguran una duración de al menos cinco años.

En cuanto a las técnicas de impresión, también evolucionarán dentro de este compromiso y ya se ha empezado a usar el láser en lugar de tintas.