scorecardresearch

El HUBU lidera en la región la demora para una primera cita

GADEA G. UBIERNA
-

La lista de personas pendientes de una primera consulta en el complejo asistencial suma en un año 6.217 y roza ya las 39.800 en cola. Son los peores datos de la Comunidad. Otorrino, Dermatología y Traumatología acumulan las cifras más elevadas

Foto de archivo de la admisión de consultas en el HUBU, que ha duplicado las primeras visitas pendientes con respecto a datos de 2019. - Foto: Valdivielso

El HUBU tenía a finales de septiembre 6.217 personas más que en mismas fechas de 2021 a la espera de una primera consulta con el especialista. De estas, seis de cada diez las aportan tres servicios: Traumatología (1.866 pacientes más que hace un año y ya acumula 3.884), Dermatología (alza de 1.341 peticiones, hasta los 6.522 enfermos pendientes) y Otorrinolaringología (922 enfermos más, por lo que su lista ya suma los 3.020). 

En total, solo en el área de referencia del complejo burgalés hay 39.719 personas esperando que llegue el momento de poder comentarle por primera vez a un especialista su problema de salud;una cifra que no solo supera las de todos los demás hospitales públicos de la Comunidad por tercer año consecutivo, sino que es la peor de la serie histórica. Pero, a pesar de todo, no refleja la realidad de toda la provincia, ya que a esta demora habría que añadir las de los hospitales comarcales: 6.722 enfermos en el arandino Santos Reyes y 3.977 en el Santiago Apóstol (Miranda).

La Consejería de Sanidad atribuye esta situación al «período veraniego» y a la «lenta vuelta a la normalidad» a causa de la pandemia, a pesar de que la repercusión de las tres oleadas de contagios de este año en las plantas de hospitalización y en la UCI ha sido mínima. Así lo han afirmado fuentes oficiales de la Consejería en distintos momentos de este año, cuando explicaron que más de la mitad de los ingresados en planta no tenían cuadros clínicos relacionados con la enfermedad del coronavirus, sino con otras patologías. Es decir, que su problema no tenía que ver con la covid y hubieran ingresado de todas formas, con independencia del resultado de su PCR.

De hecho, en el caso del HUBU es fácil comprobar que hay un problema de magnitud superlativa con las listas de espera para primeras consultas desde mucho antes de este verano; basta con revisar los datos oficiales que facilita Sacyl desde que se conformó el bipartito con C's en la Junta, en mayo de 2019. Ese verano fue el primero en el que Sanidad publicó las demoras en consultas externas -hasta entonces, solo se facilitaban si los pedía la oposición en las Cortes regionales- y se comprobó que el complejo asistencial de la capital no iba bien, pero tampoco había tanta diferencia con respecto a otros hospitales de su categoría. 

En concreto, en junio de 2019 había 19.400 personas pendientes de una primera consulta, que ya era un mal dato, pero estaba bastante en la línea del registrado por León (19.249) y, sobre todo, por el vallisoletano Río Hortega, que es el más comparable con el HUBU por tamaño, cupo de pacientes y cartera de servicios (18.178 personas). En septiembre de ese mismo año se produjo un primer aumento importantísimo de las demoras (26.000 personas en cola), que no se consiguió corregir ni en el último trimestre de 2019 ni en el primero del 2020. Cuando la pandemia explotó, había 26.996 primeras citas acumuladas en el HUBU.

Fue entonces cuando la Consejería de Sanidad liderada por Verónica Casado ordenó que se  priorizara la atención a la covid y que dejara todo lo demás en un segundo plano, lo cual se tradujo en Burgos en miles de suspensiones. Y fue también en ese momento cuando la lista de primeras consultas se desbocó del todo en el HUBU,sin que nadie haya dado todavía una explicación al respecto que vaya más allá de que los hospitales no tienen un criterio homogéneo para registrar la actividad. 

El hospital, en detalle. En cuanto al HUBU, las demoras con respecto a septiembre de 2021 son las siguientes: Alergología, 160 (mejora); Anestesia, 1.353 (mejora);Angiología y Cirugía Vascular, 1.007 (empeora); Cardiología, 935 (mejora); Cirugía general, 1.363 (empeora);Cirugía pediátrica, 37 (se mantiene); Cirugía plástica, 2.795 (empeora); Dermatología, 6.522 (empeora); Digestivo, 1.101 (empeora); Endocrinología, 856 (mejora); Ginecología, 1.289 (empeora); Hematología, 199 (mejora); Medicina Interna, 349 (se mantiene); Nefrología, 122 (empeora);Neumología, 1.504 (mejora); Neurocirugía, 157 (mejora); Neurología, 1.097 (empeora); Obstetricia, 45 (mejora); Oftalmología, 4.533 (empeora); Oncología médica, 191 (empeora); Oncología radioterápica, 69 (empeora); Otorrinolaringología, 3.020 (empeora); Pediatría, 170 (empeora); Psiquiatría, 938 (empeora); Rehabilitación, 2.512 (empeora); Reumatología, 804 (empeora); Traumatología, 3.884 (empeora);y, por último, Urología, 1.219 (mejora).