La COVID no da tregua a EEUU

Agencias
-

Los expertos recomiendan «pausar» la reapertura en varios territorios tras un nuevo repunte de casos en el país, que firma otro récord con más de 61.000 contagiados en apenas un día

La COVID no da tregua a EEUU - Foto: CRISTOBAL HERRERA ULASHKEVICH

Hay que ser prudentes. Y es que, a pesar de que el Gobierno de Donald Trump haya insistido en las últimas semanas que hay que retomar la actividad paralizada tras el confinamiento obligado por la pandemia, las prisas pueden ser malas consejeras, tal y como se está demostrando en Estados Unidos, el país más afectado del mundo por el coronavirus, tanto en número de contagiados como de muertos, y donde la enfermedad sigue campando a sus anchas.
Ante esta situación, los expertos científicos, encabezados por el principal responsable sanitario de la Casa Blanca, Anthony Fauci, insistieron ayer en que los territorios más golpeados por la COVID-19 deberían «pausar» sus reaperturas para, así, poder contener el aumento creciente de los casos en la nación norteamericana, que ayer volvió a marcar un récord diario con más de 61.000 positivos.
«Creo que necesitamos que los estados hagan una pausa en su proceso de apertura, ver lo que no ha funcionado bien y tratar de mitigarlo», indicó el epidemiólogo.
Si bien la víspera había llegado a plantear que «cualquier estado que tenga un problema serio debería considerar seriamente el cierre», Fauci apeló a la cuatela y expresó su «esperanza» a no tener que recurrir a esas clausuras porque no estarían considerados «muy favorablemente». En su lugar, precisó que las zonas en las que la pandemia se está acelerando, como California, Arizona, Florida o Texas -responsables del 50 por ciento de las nuevas infecciones- tendríanq ue cerrar bares y sus ciudadanos deberían evitar grandes reuniones.
«Tenemos que hacer que hagan cosas muy fundamentales», señaló. «Cerrar bares, evitar congregaciones de gran número de personas, hacer que los ciudadanos de esos estados usen mascarillas o mantener una distancia de dos metros», agregó.
A su juicio, si se cumplen estas medidas para evitar la propagación de la pandemia, «casi seguro» que EEUU registrará un descenso en los nuevos casos confirmados.
Fauci, que lamentó que la potencia ha sufrido el impacto del coronavirus «más duramente que cualquier otro país del mundo», también ha incidido en que en algunos de los estados del sur del país, como Florida, reabrieron con demasiada urgencia y no siguieron las directrices emitidas por la Casa Blanca en este sentido.


Preocupación en Florida

Según el último balance ofrecido por la universidad John Hopkins, Estados Unidos alcanzó ya los 3,1 millones de casos confirmados de COVID y los 133.106 falecidos. La cifra de nuevos contagios marcó un nuevo récord al superar por tercera vez en menos de una semana los 60.000 -en concreto, 61.790-, arrastrada principalmente por los territorios del sur y del oeste.
La situación comienza a ser preocupante en lugares como Florida, donde solicitaron al Gobierno de Trump 1.500 enfermeros para reforzar los hospitales, así como acelerar el suministro del fármaco remdesivir como tratamiento.
Además, según alertaron las autoridades, el hospital Jackson Memoria del Miami contaba a primera hora de la mañana con el 11 por ciento de disponibilidad de camas UCI, 28 de un total de 234, lo que hace más visible el problema que atraviesa la zona.
Por su parte, Nueva York, que sigue siendo el territorio más afectado del país, anunció la suspensión de todos los eventos a gran escala que necesiten un permiso de las administraciones locales hasta el próximo 30 de septiembre para evitar, precisamente, que se produzcan nuevos focos.