scorecardresearch

El PSOE dice que el fraccionamiento del IBI supone una subida encubierta

J.M. / Burgos
-

Los socialistas señalan que al dividirse el pago se reducen las bonificaciones en el impuesto y critican que no se puedan acoger a esta modalidad quienes abonen menos de 300 euros

Imagen de archivo de los concejales del PSOE Luis Escribano, Esther Peñalba y Carlos Andrés Mahamud. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El último día para la presentación de as alegaciones a las modificaciones de las ordenanzas fiscales el PSOE aprovechó para reforzar su crítica en el incremento del IBI, que se encarecerá un 4,5% en 2014 por la revisión catastral, y acusó al equipo de Gobierno de aplicar, a mayores, una subida encubierta al reducir las bonificaciones que se han venido realizando en los últimos años y en algunos casos incluso eliminarlas.

Esto es así porque la incorporación del pago fraccionado que se quiere aplicar a partir del 5 de febrero (a quien lo solicite voluntariamente) llevará consigo que quien no se adhiera perderá el derecho al descuento que antes se ofrecía del 3%. Y los que sí lo hagan solo tendrán una reducción del 1%. De este modo, la concejal socialista Carmen Hernando señaló que en la práctica el impuesto subirá de forma adicional otro 2%.

No obstante, la realidad es que la edil también expresó sus serias dudas de que este sistema esté operativo a tiempo. «No sabemos que va a pasar. Si habrá un caos de medio técnicos, humanos...». E hizo esta afirmación porque el sistema que debe facilitarlo no está operativo. Por todo ello, indicó que «lo oportuno» sería encargar un informe al Órgano de Gestión Tributaria en el que se indique si es posible llegar a tiempo y en cualquier caso, que se incluya una disposición transitoria antes de su aprobación definitiva.

Del mismo modo, criticó que solo se puedan acoger a la medida del pago fraccionado los contribuyentes que deban pagar en un año más de 300 euros. Algo que rechazó ya que perjudica a los que disponen de menos recursos económicos.

AGUAS

Junto a Hernando comparecieron también sus compañeros de formación en el Ayuntamiento Carlos Andrés Mahamud y Esther Peñalba. El primero de ellos criticó la subida del agua del 6% y lo achacó a los tres canon, de 4,5 millones de euros, que la empresa pública abona al año para que el equipo de Gobierno lo gaste en lo que desee. La concejala, por su parte, criticó la subida de los precios de comedor en las guarderías.