scorecardresearch

La reforma de Alfonso VIII incluirá iluminar Las Huelgas

C.M.
-

La Concejalía de Fomento publicará este mes el concurso para que los estudios de arquitectura puedan presentar ideas «razonables y sostenibles económicamente». El ganador no se sabrá hasta entrado 2022

Los vecinos se quejan del deterioro del canto rodado. - Foto: Jesús J. Matí­as

El Ayuntamiento prevé convocar a lo largo de este mes de octubre el concurso de proyectos para remodelar la calle Alfonso VIII, la principal del barrio de Las Huelgas, debido a su avanzado estado de deterioro. La Concejalía de Fomento tiene ya ultimados los pliegos técnicos y solo queda que reciban el visto bueno de la Asesoría Jurídica e Intervención para su publicación, según avanzó el concejal de este departamento, Daniel Garabito. Además de las ideas para renovar la vía, también se incluirá la iluminación del monasterio. 

Hace meses se encargó un estudio histórico y arqueológico que servirá de base a los equipos de arquitectura que opten al concurso, que será totalmente abierto aunque se les exigirá que las propuestas sean razonables y sostenibles económicamente. «Se dará un plazo amplio para la presentación de ofertas, luego se tendrán que analizar y elegir al ganador, de modo que este no se conocerá hasta bien entrado el año 2022», apunta.

El concejal avanza que se seguirá un proceso similar al que se utilizó en la remodelación de Las Llanas con el objetivo de urbanizar la  zona dándole un aspecto moderno pero teniendo en cuenta su pasado histórico. «Cada aspirante, con la información histórica que se le facilitará, podrá hacer su propuesta. Además, se incluirá la iluminación del monasterio de Las Huelgas para ponerle más en valor», manifiesta Garabito. 

Al arquitecto que resulte ganador se le contratará para que redacte el proyecto de actuación, así como el de ejecución de una primera fase que irá en función de la disponibilidad presupuestaria. «La actuación supone varios millones de euros y probablemente habrá que dividirla en dos fases. Hay que urbanizar la zona con materiales acordes a la calidad del sitio».  

Formarán parte del jurado que decidirá la propuesta vencedora representantes de Patrimonio Nacional, los colegios profesionales de Arquitectos e Ingenieros, los vecinos  a través de su asociación Avehupa y representantes del Ayuntamiento burgalés. 

Continuos parcheos. El ámbito de actuación previsto inicialmente incluye una superficie de 66.000 metros cuadrados. Desde hace años, los residentes de la zona vienen reclamando su arreglo e, incluso, iniciaron una campaña de recogida de firmas. El canto rodado está muy deteriorado y dificulta el tránsito de los peatones. De hecho, la Brigada de Obras realiza parcheos cada cierto tiempo pero no son suficientes. Los conductores de los autobuses urbanos han tenido numerosos percances y los residentes no solo reclaman la sustitución del pavimento de la calzada sino también la ampliación de las aceras. Su estrechez en algunos puntos hace imposible caminar en silla de ruedas o con un carrito de bebé.

Patrimonio Nacional, que es el titular del Bien de Interés Cultural (BIC), ya ha dado el visto bueno al proceso, lo que es imprescindible para llevar a cabo cualquier actuación. La modificación del Presupuesto de 2021 incluyó 300.000 euros para este proyecto.