scorecardresearch

La AEMET prevé que el mercurio supere el récord de mayo

F.L.D. -L.M.
-

Se espera que este sábado se alcancen los 36 grados en la provincia y la máxima registrada fue de 33,4 en 2001. También volverá el polvo del Sáhara

Se espera que este sábado se alcancen los 36 grados - Foto: Valdivielso

La penúltima jornada de mayo de 2001 la estación meteorológica que laAemet tiene en el aeropuerto de Villafría registró la, hasta ahora, temperatura más alta jamás registrada para el quinto mes del año en Burgos. El mercurio alcanzó ese día 30 los 33,4 grados, un nivel que corre el riesgo de verse rebasado en la recta final de esta semana -sobre todo viernes, sábado y domingo- ante el anticipo veraniego que se viene.

Está previsto que los termómetros comiencen su escalada a partir de mañana. El meteorológo del grupo Promecal, Daniel Angulo, explica que en la primera jornada el viento de suroeste «mitigue el calor» y lo haga más llevadero. En lo que se refiere a la provincia de Burgos, defiende, no se podrá hablar de una «ola», pues para que esto suceda se tienen que mantener las altas temperaturas durante más de tres días. Y en este caso, añade Angulo, «las máximas históricas están previstas para viernes y sábado». 

Precisamente el sábado es cuando está previsto que se supere el récord histórico de los 33,4 grados. La Agencia Estatal de Meteorología prevé que se alcancen máximas de hasta 36, algo completamente inusual en esta época del año. Angulo aclara que no es la primera vez que mayo finaliza con temperaturas elevadas. «Ya ocurrió en 2001, 2003 y 2015, por ejemplo». 

El meteorólogo también se muestra cauto a la hora de valorar el efecto de esta subida de las temperaturas en la provincia de Burgos, donde es probable que no tenga el mismo impacto que en otros territorios, principalmente en el sur de la Península Ibérica. El polvo subsahariano tendrá algo de culpa. «La calima será densa, la masa de aire estará revuelta y es posible que no deje que el sol caliente hasta esa previsión de 36 grados», sostiene. 

Además, vaticina que habrá nubes de evolución que también ayudarán a mitigar el calor. Finalmente, el domingo volverá un aire fresco y las temperaturas volverán a bajar. «Vamos a ver cómo evolucionan las próximas jornadas porque los modelos están variando constantemente», puntualiza el meteorólogo de Promecal. 

A este respecto, el delegado de la Aemeten Castilla y León, Manuel Mora, expuso ayer que «aunque al inicio de la próxima semana es muy probable que bajen temperaturas e incluso se produzcan algunas precipitaciones, dada la persistencia de este episodio, con temperaturas muy por encima de lo normal, el balance global del mes de mayo podría ser extremadamente cálido, muy próximo a mayo de 2020, que fue el segundo mayo más cálido desde 1951». 

Durante una videoconferencia mantenida ayer con la delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, Mora advirtió de que «el fin de semana, con temperaturas máximas que probablemente alcancen los 35 grados centígrados y mínimas en torno a los 20 grados en muchas zonas, el riesgo de incendios forestales se incrementará». Si se cumplen estas previsiones, resaltó, serían temperaturas de récord histórico.

El delegado de la Aemet enCastilla y León, que asumió el cargo el pasado mes de marzo, avanzó algunos detalles del plan de transformación digital que, entre otras cosas, favorecerá la modernización de la red de estaciones automáticas, lo que supondrá una inversión total de 7.080.000 euros con un plazo de ejecución 2021-2026. También se renovarán las infraestructuras meteorológicas aeronáuticas de las cuatro terminales de la Comunidad, entre las que se encuentra la del aeropuerto de Villafría.