Multa de 2.800 euros por comprar alcohol a menores

F.L.D.
-
Multa de 2.800 euros por comprar alcohol a menores - Foto: Luis López Araico

La Policía Local identifica tras semanas de seguimiento a dos adultos a los que ha denunciado

Uno de los principales escollos que encuentra un menor de edad a la hora de practicar el botellón es el de adquirir en un comercio las bebidas alcohólicas. De hecho, por norma general, la aventura suele terminar cuando el cajero de un supermercado le solicita el carné de identidad para demostrar que cuenta con más de 18 años. No es de extrañar, por tanto, que en un acto desesperado algunos lleguen a solicitar a un adulto que haga el trabajo sucio.

Aprovechándose de esta situación, dos jóvenes decidieron desde hace unos meses montar su propio ‘negocio’ prestándose a grupos de chavales para comprarles las botellas, probablemente a cambio de un porcentaje de dinero. Sin embargo, su actividad llegó a su fin hace unos pocos días.

La Policía Local, que desde hacía un tiempo conocía del ilícito oficio de estas dos personas, una de ellas de origen colombiano y otra nacida en Burgos, les sorprendió facilitando el alcohol a varios grupos de menores de edad en un supermercado de la calle Juan Ramón Jiménez, en el barrio de Capiscol. Se trata de un establecimiento cercano a la Playa de Fuente Prior, donde los chavales que solicitaron sus servicios iban a realizar la práctica del botellón una vez tuvieran en su poder las bebidas. 

VIGILANCIA DE DÍAS

La Policía Local, consciente de ello, vigiló el lugar y localizó a los dos sospechosos llevando a cabo su actividad. La dotación del cuerpo policial pudo constatar que hasta en tres ocasiones entraban en la superficie comercial para comprar las botellas y seguidamente sacarlas para dárselas a los grupos de chavales que les esperaban en el parking del exterior del edificio. 

Cerciorados de la infracción que estaban cometiendo los dos sospechosos, los agentes procedieron a denunciarles por infringir de manera grave la Ordenanza Municipal de Drogodependencias. Dicha norma prohíbe la venta, entrega, dispensación, ofrecimiento o suministro de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años y contempla sanciones de entre 600 y 10.000 euros por acciones de este tipo.

Según fuentes de la Policía Local, el asunto ya está en manos de la concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de Burgos y estos dos jóvenes podrían enfrentarse a una multa de unos 2.800 euros. Además, la infracción podría llegar a ser constitutiva de delito si se demuestra que facilitaban las bebidas alcohólicas a menores a cambio de dinero.