scorecardresearch

Urgen dos millones para reasfaltar las calles más afectadas

J.M.
-

La campaña de mejora del firme de este año se ha quedado insuficiente en Burgos capital y la solución pasa por incluir una partida en el próximo Presupuesto

La carretera de la calle San Bruno precisa de su arreglo. - Foto: Patricia

Los dos años en los que la capital burgalesa estuvo sin campaña de asfaltado pasan factura. Los trabajos realizados este verano se han demostrado insuficientes y desde el área de Vías Públicas se ha informado ya al equipo de Gobierno de que hacen falta 2 millones de euros para atender las necesidades más acuciantes. Hay incluso un pliego preparado para la licitación de estas tareas pero será la voluntad política del Gobierno de coalición la que decidirá si se da prioridad a este asunto y se incluye una partida extraordinaria en el Presupuesto de 2022 o se dejan las cosas tal y como están.

Si bien es cierto que se han solucionado algunas necesidades acuciantes con el reasfaltado de la plaza del Rey, de la glorieta Félix Rodríguez de la Fuente, de la calle Aranda de Duero, de la Carretera del Castillo y se ha parcheado López Bravo, la ciudad sigue estando plagada de puntos negros en los que urge intervenir.

Algunos de esos ejemplos que figuran en el listado de Vías Públicas son las calles Hortelanos, San Bruno, la avenida de las Huelgas (en el tramo entre Reina Leonor y la avenida de Palencia), Vicente Aleixandre, San Bruno, el paseo de la Isla...

Lo de los polígonos industriales es ya una historia aparte ya que parece que el reasfaltado de algunas calles parece fiarse más a su inclusión dentro de proyectos de reurbanización que a campañas de reposición del firme. Ejemplo de su mal estado son las calles La Ribera, La Bureba o La Meseta en el polígono de Burgos Este o el de Merindad de Castilla La Vieja o Merindad de Montija en el caso de Villalonquéjar.

El estado de algunas calles es indisimulable y prueba de ello es que en la presentación de la campaña de asfaltado, el concejal de Cs, Miguel Balbás, no tuvo otro remedio que admitir que los trabajos que se iban a acometer eran insuficientes.

En la negociación del próximo Presupuesto que han iniciado ya el PSOE y Cs y en el que las inversiones plurianuales ya comprometidas dejan escaso margen de maniobra, la formación naranja parece estar insistiendo bastante en que haya una partida generosa para los polígonos industriales. De hecho, el vicealcalde, Vicente Marañón, aprovechó este verano su periodo como regidor en funciones para anunciar que el próximo año se destinarían más de 2,5 millones a obras de mejora en estos rincones de la ciudad. No solo para asfaltar.

Lo hizo en una vista a la calle Fernando Dancausa que presenta un aspecto lamentable. No solo en la calzada sino también en las aceras y en las teóricas, que no reales, zonas verdes.

En el caso de Hortelanos da la sensación de que el reasfaltado de la calle está ligado a la construcción del futuro Mercado Norte. Es decir, aún resta tiempo para ver la mejora del firme.