La fábrica a la que optaba Burgos se va de España

C.M.
-

Burgos seguirá trabajando en la candidatura para acoger una de las grandes plantas de baterías de ion-litio para el coche eléctrico que China está proyectando construir en Europa a pesar de que España se ha quedado al margen de la primera fase

Vista de Villalonquéjar IV, donde el Ayuntamiento ha ofertado terreno. - Foto: Alberto Rodrigo

Al igual que la capital burgalesa también han quedado apeadas otras ciudades de Aragón, Extremadura, Valencia, País Vasco, Navarra o Galicia y de Castilla y León (El Bierzo y Ávila) y que llevaban meses trabajando en el proyecto.. Sin embarhgo, la ciudad seguirá trabajando en la candidatura para acoger una de las grandes plantas de baterías de ion-litio para el coche eléctrico que China está proyectando construir en Europa a pesar de que España se ha quedado al margen de la primera fase. Al parecer existe un nuevo proyecto con 11 países en el que sí estaría España y ello daría más margen para presentar la candidatura, dado que en el anterior todo fue muy precipitado.
Según explicó el concejal responsable de Sociedad de Promoción, Leví Moreno, a partir de ahora se trabajará con el Ministerio de Industria en los siguientes pasos a dar para optar a esa segunda fase. "Estamos a la espera de las instrucciones que nos dé el Ministerio. Lo cierto es que los promotores buscan la cercanía con fabricantes de coches eléctricos y en el caso de Burgos tenemos una gran industria automovilística", apuntó.
No obstante, se mostró cauteloso dado que al parecer Extremadura podría partir con ventaja al contar con una mina de litio pero habrá que seguir trabajando para que se valore el potencia de Burgos. La capital ha ofrecido terrenos en Villalonquéjar IV como posible ubicación de factorías para fabricar baterías destinadas al coche eléctrico, una zona en plena expansión y con buenas comunicaciones. "Nosotros queremos llegar hasta el final y presentaremos una buena propuesta ahora que tenemos más tiempo", señaló Moreno.
El Ayuntamiento decidió subirse a este carro a comienzos de diciembre tras la publicación en el diario El País de la noticia de que el Ministerio de Industria estaba buscando zonas interesadas en el proyecto para presentárselas a los chinos. Sin embargo, la primera fase del proyecto la liderarán Francia y Alemania, donde se ubicarán dos fábricas que darán empleo a 1.500 personas y recibirán 3.200 millones de ayuda de la Unión Europea.  A ellos se han adherido otros cinco países entre los que no se encuentra España. 
La Comisión Europea recibió la semana pasada otro proyecto que sí incluye el territorio español con el objetivo de impulsar más fábricas de baterías para coches eléctricos en Europa a lo largo de los próximos años. Su fabricación es de interés estratégico y económico ante la inminente ampliación del parque automovilístico eléctrico. 
Burgos no se quiere quedar fuera de esta posibilidad y el Ayuntamiento trabajará en este sentido,