scorecardresearch

Las fortalezas del Castillo

I.L.H.
-

La recreación volumétrica del palacio de Alfonso X, la incorporación de espacios para actividades, nuevos accesos y el recorrido entre murallas dan nueva vida al entorno. Se invertirán 2,35 millones de euros y estará listo en verano de 2023

Las fortalezas del Castillo

De un «castillo en decadencia», como lo definió la presidenta de la Gerencia Municipal de Cultura, a un plan turístico y cultural que incluye su rehabilitación integral. La recuperación de este entorno junto al cerro de San Miguel supone sacarle partido a todas sus fortalezas: poner en valor los pocos elementos históricos que se conservan, recuperar espacios como el palacio de Alfonso X que existía a principios del siglo XIX con recreaciones volumétricas, incorporar zonas atractivas para la visita y dotarlo de actividades culturales que lo mantengan vivo y dinámico todo el año.

«Con este proyecto dejaremos de ver el castillo como un conjunto de piedras olvidadas para verlo como un espacio con el que disfrutar, aprender y divertirnos. Es un proyecto sostenible, accesible, original y audaz que sin duda supondrá un antes y después», apuntó Rosario Pérez Pardo, recordando que la rehabilitación es fruto del acuerdo entre Ciudadanos y PSOE. «Supone un hito arquitectónico en sí mismo y un referente como reclamo para burgaleses y visitantes. El castillo va a ser de nuevo protagonista en la ciudad», señaló el alcalde, Daniel de la Rosa.  

El proyecto multidisciplinar redactado por arquitectos, arqueólogos, expertos en museología y gestores culturales requiere ahora su tramitación administrativa para que sea una realidad. En cuanto se licite la obra, el plazo de ejecución se ha previsto en doce meses por lo que el primer edil calculó que podrá estar en funcionamiento para el verano del año que viene. La inversión para la infraestructura y el plan cultural asciende a 2,35 millones de euros. «Una intervención como esta justifica todo un mandato en materia cultural», añadió De la Rosa. 

Para crear el plan turístico-cultural del castillo, el equipo formado por AJOTaller de Arquitectura y AU Arquitectos, junto a Paleorama, Fabiola Monzón y Carlos León, entre otros, se ha regido por criterios de sostenibilidad, rentabilidad, acceso a la ciudadanía, actividades de carácter experiencial para cada tipo de público y accesibilidad.

Con esa idea se creará un nuevo acceso por la zona sur (donde está la fuente) que permitirá al visitante recorrer el castillo entre murallas de manera libre y gratuita hasta la zona del aparcamiento (norte). Por otro lado, para la visita de pago, que será circular, y las actividades se entrará por el actual acceso.

Una vez dentro sorprenderá la recreación volumétrica del palacio de Alfonso X y también los dos nuevos pabellones pensados para exposiciones y actividades. En el primero se contará la historia de la fortaleza y en el segundo habrá una proyección.

En el patio de armas (zona central) se recreará la batería de Napoleón, el conjunto de piezas de artillería dispuestas para hacer fuego. «Nos centramos en la Guerra de la Independencia por darle una coherencia, pero se explicarán todas las épocas del castillo en otras zonas», detalló la arqueóloga Fabiola Monzón. Y se potenciarán los aljibes, galerías subterráneas y el pozo que ya existen, además del propio cerro que «conserva intacto un campo de batalla del siglo XIX que es único», según Manuel Luque.