scorecardresearch

¿Y si resulta que el Madrid es el favorito?

Diego Izco (SPC)
-

El idioma de la Champions escapa al fútbol tradicional y nadie lo habla como los blancos, que vapulearon al campeón. Lo del Atlético en Manchester: entre lo meritorio y lo insoportable

Karim Benzema logró su segundo ‘hat-trick’ consecutivo. - Foto: NEIL HALL

La Champions tiene unos códigos, un lenguaje, una forma de jugarse distinta al fútbol 'real'. En esta competición hace falta magia, duende, saber aguantar aunque también pegar donde más duele, aprovechar el momento y el error, asumir un papel de teórica inferioridad cuando toca, convertirse en un animal cuando el enemigo está sangrando, creer en lo imposible (y hacerlo posible)... un montón de cosas que suceden en 90, 180 a lo sumo, y escapan a lo puramente deportivo. ¿En cuántas de las 13 Copas de Europa del Real Madrid había equipos mejores, más favoritos? 

Chelsea-R. Madrid

Por seguir preguntando... ¿recuerdan cuando Benzema desesperaba al Bernabéu porque «no tenía gol»? Las posibilidades de que un jugador firme dos 'hat-tricks' consecutivos en octavos y cuartos de la Liga de Campeones tienden a cero. Que dos de esos seis tantos lleven media firma de los porteros rivales y sus errores brutales, llevan la estadística al terreno de los sobrenatural. Y, sin embargo, el ariete francés destrozó a un Chelsea en descomposición, con jugadorazos y un plan (el de Tuchel)... pero desprendiendo un extraño olor a cadáver sin el ala protectora de Abramovich. El Real Madrid, que no había podido ganar a los 'blues' en sus cinco partidos anteriores, se desquitó con creces del 'meneo' de la 20/21. ¿Y si Ancelotti -al César lo que es del César- debe renunciar a su 4-3-3? Valverde es suficiente respuesta.  

City-Atlético

Y una más: ¿merece la pena jugar para empatar? Es decir, el cuento de la eliminatoria y los 180 minutos y el partido de vuelta y qué bien defiende el 'Atleti', etcétera, ya nos lo sabemos. A veces funciona y a veces no;y creer que una derrota por la mínima es un buen resultado, que no tirar una sola vez a puerta (ni fuera de ella, según estadísticas oficiales de la UEFA) es un bagaje aceptable y que la pelota pertenezca en un 68 por ciento al rival es un dato sin importancia puede formar parte de un plan. Sin embargo, es innegable que el 5-5-0 que plantó Simeone en el Etihad camina entre lo meritorio (cerrarle espacios a un gran Manchester City) y lo insoportable:puede que el 1-0 sea bueno para los colchoneros, pero sin duda es malo para el fútbol. «El Atlético solo trata de estropear el juego; es un parásito que vive de tus errores», aseguraba Dean Saunders, 'ex' de Liverpool o Aston Villa. Ese 'fútbol parasitario' a veces funciona (lo hizo ante el Bayern hace unos años, ante el Liverpool hace poco...), pero únicamente es válido si el marcador es favorable. ¿Es el caso?

Villarreal-Bayern

A estas alturas de la competición, el modesto tiene una extraña y casi indetectable ventaja sobre el gran favorito: la ausencia total de presión. En un partido, quizás también en una eliminatoria, no es precisamente poco. El 'grande' es quien tiene que demostrar y Emery, que ha sido técnico de pequeños, medianos y grandes, lo intuía: despojó de complejos al Villarreal y lo hizo volar ante un Bayern extrañamente anulado. Tuvo la pelota (60 por ciento) y remató (21 frente a 11 del Villarreal), pero la sensación del partido es que el 1-0 fue incluso positivo para los bávaros. Lo normal es que en la vuelta los engranajes del campeón germano se ajusten;lo normal es que no consientan otro partido así;lo normal es que goleen... pero también 'lo normal' era vencer en La Cerámica y Danjuma firmó un 1-0 histórico. 

Benfica-Liverpool

En Anfield ya hablan del 'factor Díaz'. Luis, colombiano de 25 años, es un jugador liviano, veloz y tremendamente intuitivo. Asiste y golea con facilidad, e hizo ambas cosas en Lisboa para dejar la eliminatoria vista para sentencia (1-3). Lo que parecía el 'tridente inagotable' de Klopp (Firmino-Mané-Salah) se agota, y la vía Diogo Jota se ve ahora enriquecida con un jugador asombroso. Por algo Naggelsmann señala a los 'reds' como los favoritos al título. Será con permiso del Madrid...