scorecardresearch

Podemos ya no da por hecho que Yolanda Díaz será su candidata

EFE
-

La formación morada marca territorio respecto a la líder de Sumar y advierte ahora que debe ser ella la que decida si aspira a abanderar un proyecto integrador de las fuerzas de izquierda

Pablo Iglesias y Díaz conversan en el Congreso cuando ambos mantenían una notable sintonía. - Foto: EFE

Pablo Iglesias no tiene intención de soltar las riendas invisibles de Podemos. Y mucho menos que la formación quede diluida en una coalición con Sumar, la plataforma de Yolanda Díaz a quien los morados ya no se refieren explícitamente como su candidata, como venían haciendo hasta ahora. La imagen de la política gallega siendo cabeza de cartel era algo que se daba por hecho, pero el partido izquierdista da síntomas de un claro cambio de tercio en este sentido. 

Cuando concluya su proceso de organizar Sumar, apuntó ayer el portavoz de Podemos, Javier Sánchez, escucharán su propuesta, insistiendo en que su voluntad es alcanzar un acuerdo de coalición, «pero es Yolanda Díaz quien debe decidir si es la candidata, ahora no tenemos esa información». La pelota, de forma nítida, ha pasado al tejado de Díaz. 

El giro, en todo caso, lo escenificó Pablo Iglesias el pasado domingo en un ácido discurso donde -sin nombrarla en ningún momento- no dudó en volar los posibles puentes entre la impulsora de Sumar y Unidas Podemos. Así, tildó de «estúpidos» a quienes piensan que a una candidatura alternativa le iría bien en las próximas elecciones municipales y autonómicas si a los morados les fuese mal. «Podemos tiene que ser respetada», recalcó. Una aseveración que volvió a repetir ayer para marcar territorio. 

Incluso le envió otro recado cargado de reproches al recordar que «si Podemos no existiera, Yolanda Díaz no sería vicepresidenta segunda ni ministra de Trabajo».

Así las cosas, lejos de apaciguarse las relaciones entre ambas partes por los planes de Díaz, la tensión se eleva tras el protagonismo de Iglesias, que no suelta la tutela del partido porque el liderazgo de Ione Belarra no logra despegar.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, por su parte, no quiso valorar las declaraciones del exlíder de Podemos. «Estoy dejándome la piel por mi país y sigo trabajando», se limitó a señalar antes de entrar al homenaje a la escritora Almudena Grandes.

El PSOE, a su vez, evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que Podemos y Sumar se presenten por separado a las elecciones aunque indicó que espera que las formaciones de izquierda «tengan capacidad» para movilizar al electorado en las municipales y autonómicas.