scorecardresearch

El Colegio de Abogados se ofrece para asesorar a refugiados

F.L.D.
-

La institución pretende elaborar, en coordinación con el Consejo Nacional, un protocolo de actuación para ayudar a los ciudadanos que lleguen a España. Una de las opciones sería crear un turno específico

El Colegio de Abogados ya articuló un protocolo en conflictos previos. - Foto: Valdivielso

El pasado martes las páginas de este periódico recogían la historia de Nadia Chmyr, una ciudadana ucraniana asentada en Burgos que está moviendo cielo y tierra para traer a su familia, e incluso a más personas exiliadas de su país, a la provincia. Pero quiere tener la seguridad jurídica y el apoyo institucional necesario de que aquí se les dará refugio y protección internacional. Este es solo uno de las decenas de casos a los que les asaltan infinidad de dudas legales en un momento de tensión como el actual. La implicación de algunos organismos, como es el Colegio de Abogados, es esencial en este aspecto asesor. No ha tardado, de hecho, en ofrecerse como plataforma de ayuda bajo el paraguas del Consejo General de la Abogacía, que ya está preparando un protocolo de actuación. 

A bote pronto, lo que ha anunciado el Consejo General de la Abogacía es que los diferentes colegios españoles, el de Burgos entre ellos, asesoren jurídicamente a personas de origen ucraniano que lo soliciten a través de los diferentes servicios de orientación. «Hay una subcomisión de Extranjería y Protección Internacional que está trabajando en redactar un protocolo de actuación y también de formación a los letrados para saber lo que tienen que hacer y cómo», apunta el decano provincial, Guillermo Plaza. Esto puede tardar, completa, «entre una y dos semanas». 

El colegio burgalés tiene una representante en dicha subcomisión que actúa de enlace para conocer los detalles que más adelante llevarán a cabo en esas labores de asesoramiento. Aunque Plaza no se quiere aventurar a desgranar cómo se dará forma a la atención de refugiados ucranianos, entiende que lo más lógico es que se cree un turno especializado en Extranjería. «Si hubiese mucho volumen en Burgos se crearía uno específico de letrados. Todo depende, obviamente, de la capacidad que tenga la provincia en esta acogida», observa.

Este tipo de turnos específicos ya se creó a nivel nacional hace unos años, cuando estalló la guerra en Siria y hubo un éxodo masivo de ciudadanos hacia Europa. Sin embargo, el decano del Colegio de Abogados cree que en esta ocasión habrá más solicitudes de asilo porque «hay más vinculación de personas ucranianas en Burgos». No en vano, según los datos del Ministerio del Interior son más los solicitantes de protección internacional procedentes del este de Europa. 

El Consejo de la Abogacía, y también diferentes asociaciones de protección a refugiados, han reclamado a las diferentes administraciones que agilicen las solicitudes de asilo previas a este conflicto en previsión de un nuevo aluvión así como la activación de la directiva europea que concede la protección cautelar para exiliados por la guerra. «El Colegio de Abogados hará lo posible para proteger los derechos de las personas que vengan de Ucrania», concluye Plaza.