scorecardresearch

La Junta insiste en una gestión «perfecta» de los incendios

SPC
-

El director general de Patrimonio Natural y Política Forestal se muestra «convencido» de que «se hicieron las cosas perfectamente» a pesar de las decenas de miles de hectáreas calcinadas

El director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, se reúne con los alcaldes de los municipios afectados por el incendio de La Sierra de la Culebra (Zamora). - Foto: María Lorenzo (Ical)

El director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, se mostró ayer «convencido» de que «se hicieron las cosas perfectamente» en la gestión de los incendios forestales registrados en la provincia de Zamora. «Todavía, a pesar de lo que sucedido este verano, a mucha gente le cuesta entender lo que está pasando con los incendios forestales, que son muy complejos y difíciles de apagar. La sequía acumulada no se le escapa a nadie. Tuvimos un incendio con más de once focos, vientos de más de 70 kilómetros por hora, incendios que quemaron más de 1.300 hectáreas a la hora, con una virulencia nunca vista», expuso.

«El operativo consiguió que los daños se minimizaran a lo que fue, que fue mucho y que podría haber sido mucho más sin una actuación eficaz como la que tuvo el operativo. Es la opinión de casi todos los profesionales», añadió.

Arranz hizo estas declaraciones en la Delegación de la Junta en Zamora, antes de mantener una reunión con los alcaldes de los municipios afectados por el incendio de la Sierra de la Culebra declarado el pasado 15 de junio y que calcinó 25.000 hectáreas.

«Esto es algo que sucede en toda Europa. Los incendios han sido excepcionales en Francia, Italia y Grecia. En España ha habido incendios excepcionales. ¿Qué pasa en Castilla y León? Que tenemos unas masas forestales más continuas y más grandes y eso complica la  extinción de nuestros incendios frente a comunidades con menos masa forestal», aseguró.

Madera quemada.

Por otro lado, los 1,6 millones de metros cúbicos de madera quemada que se extraerán de los montes de utilidad pública afectados por los incendios en la provincia de Zamora, especialmente en la Sierra de la Culebra, equivalen a la que se puede extraer en un año en toda Castilla y León y alcanzará un valor de mercado de unos 30 millones.

«Son 11.109 hectáreas de montes de utilidad pública de los que se extraerán 1,6 millones de metros cúbicos de madera, una cantidad muy relevante. Hay que cortarla cuanto antes para evitar episodios de plagas y el período rondará el año», explicó el director general de Patrimonio Natural.