San Lucas, la fiesta del ganado caballar

A.C.
-

El Consistorio de Valdebezana apuesta una vez más por la feria y, a la vez, prepara un plan de fomento de la ganadería

El ganado caballar empezará a llenar los boxes del ferial a lo largo de esta tarde y mañana será el gran protagonista. - Foto: DB

La gran fiesta del ganado caballar de Las Merindades se celebrará nuevamente en Soncillo este viernes. La Feria de San Lucas espera volver a reunir a más de medio centenar de animales, una cifra que se ha superado en todas las ediciones desde 2015 y que, si todo va bien, volverá a repetirse. Para el alcalde del Valle de Valdebezana, Luis Collado, se trata, sin duda, «del día más importante del municipio en cuanto en el calendario de los festivos y el que conlleva uno de los movimientos de dinero más importantes».
Los grandes protagonistas serán los equinos llegados, sobre todo, de las áreas más ganaderas de Burgos, en especial, de Las Merindades,  y de Cantabria. El pasado año se acercaron a Soncillo entre la tarde de la víspera y el día de la propia feria un total de 150 ganaderos que aportaron a la feria 678 caballos. De ellos, se vendieron 649, prácticamente la totalidad, lo que indica que San Lucas sigue siendo un buen escaparate, sobre todo, para el caballo hispanobretón de condición cárnica. Los compradores llegaron de diferentes puntos de Castilla y León, Cantabria, La Rioja o Navarra.
Junto al movimiento ganadero en el recinto ferial, Soncillo contará durante la mañana con un tren turístico que acercará a los vecinos y visitantes desde el casco urbano hasta la feria. Asimismo, se instalará un amplísimo mercado que ocupará todas las plazas de la localidad y la carretera que conecta Soncillo con San Cibrián y el ferial. Productos agroalimentarios, artesanía, antigüedades, herramientas para ganaderos, ropa o calzado se darán cita en el mercado.
Tras esta cita festiva, el Ayuntamiento del Valle de Valdebezana comenzará a trabajar en un plan de promoción y fomento de la ganadería. El equipo de gobierno es «consciente de que la ganadería es uno de los sectores que arraiga a numerosos vecinos al territorio». En el municipio se cuentan una treintena de productores de ganado equino y para ellos y los que se puedan sumar en el futuro se está elaborando el plan. «Queremos ayudar a las familias ganaderas, que están asentadas todo el año en los pueblos y merecen una atención especial», defiende Collado.
Para ello y con vistas al año 2020 y siguientes, se está preparando un plan encaminado a la mejora de los pastos de los montes comunales que gestionan las juntas vecinales y el Ayuntamiento, en el caso de los pueblos que ya han perdido su junta administrativa, como son Lándraves, Munilla o San Cibrián. La intención municipal es hacerse con maquinaria y personal para desbrozar y abonar los pastos de estos montes que se alquilan a los ganaderos. Esta idea va ligada al interés «por potenciar la carne de potro como un producto gastronómico singular de la zona de la mano de Burgos Alimenta», concluye el alcalde.