scorecardresearch

El equipo de Michu

J.C.M.
-

El director deportivo del Burgos CF trabaja de forma directa con cuatro ayudantes, Óscar Río 'Fosky', que hace la labor de secretario técnico, además de Álvaro Gaona, Jorge Palatsi y Álex Albístegui

Michu (derecha), junto a Óscar Río ‘Foski’, ante el estadio Reale Arena de San Sebastián. - Foto: Alberto Rodrigo

El éxito del Burgos CF se disfruta en el campo domingo tras domingo, pero detrás de esa plantilla que tanta ilusión está generando hay un equipo de trabajo que forma la dirección deportiva. Al frente de ella está Miguel Pérez Cuesta 'Michu', el director deportivo que ha formado este equipo y que en su día contrato a Julián Calero como sustituto de Salmerón. Pero Michu no está solo, y así lo recuerda siempre en reconocimiento a su grupo de trabajo, que encabeza un burgalés vinculado de toda la vida al fútbol de aquí, Óscar Río, al que todo el mundo conoce como Fosky, y que realmente ejerce funciones de secretario técnico. Se ha ganado la confianza total de Michu, hasta tal punto que el director deportivo destaca el grado de «confianza y amistad» que han alcanzado en este tiempo de trabajo que llevan juntos.

La dirección deportiva no trabaja solo en época de fichajes, su labor va mucho más allá y dura toda la temporada. Manejan cientos de nombres de futbolistas de muchas categorías, evalúan sus opciones y luego deciden lo más conveniente para el equipo.

Y en esta línea de trabajo están los tres miembros que completan el equipo de Michu. Dos de ellos han jugado hasta hace nada en el club. Jorge Palatsi y Álex Albistegui llegaron al Burgos en el primer proyecto de Antonio Caselli. Firmaron un contrato largo, pero por diferentes motivos solo cumplieron un año. Al negociar la rescisión, optaron por aceptar el ofrecimiento del Burgos y se quedaron en el club para realizar diferentes tareas. Palatsi pasó a formar parte de la dirección deportiva mientras que Albístegui siguió jugando un tiempo en el filial hasta que lo dejó y también ha pasado al grupo de Michu. Además es el segundo entrenador del equipo de División de Honor Juvenil.

La tercera pata de esta mesa es Álvaro Gaona, el último en llegar la grupo. Entrenador burgalés de toda la vida, ha trabajado en categorías inferiores, en el filial del Burgos, y en el Bupolsa. Pero durante años se ha dedicado a lo que ahora hace para el Burgos, labores de scouting, es decir, presenciar decenas y decenas de partidos y realizar informes ya sea de jugadores o de rivales a los que debe enfrentarse su equipo.

Esta es la misión d Palatsi, Albístegui y Gaona. Durante los fines se semana se patean los campos o se plantan ante la televisión para ver jugadores. Y lo hacen sobre todo en la Primera RFEF, donde se pueden encontrar futbolistas con proyección y a un coste mucho menos que en Segunda División. Hay que recordar que gran parte de la actual plantilla del Burgos procede precisamente de esta categoría, la que antes se denominaba Segunda B.

Y la cuarta pata de la mesa de Michu es Óscar Río. Lleva toda la vida en los banquillos, y muchos años vinculado al Burgos. Ha sido segundo de Viadero, Fede Castaños, Nacho Fernández, Mandiola; entrenó al filial la pasada campaña y ahora es la mano derecha de Michu.