scorecardresearch

Educación mantiene todos los colegios rurales por tercer año

C.M.
-

Un total de 5.297 profesores darán clase a 54.251 alumnos matriculados en los diferentes niveles educativos. Aumentan los usuarios de transporte escolar y también del comedor

Filas para entrar en el instituto Diego Marín Aguilera de la carretera Poza. - Foto: Alberto Rodrigo

El curso escolar 2021-2022 se ha iniciado de manera más tranquila que el pasado al estar ensayados los protocolos para evitar contagios de coronavirus, además de coincidir con una situación sanitaria de baja incidencia y con un 74% de la población de 12 a 19 años vacunada con una dosis y el 59%, con las dos. Un total de 5.297 profesores, 27 más que el curso pasado, impartirán clase a 54.251 alumnos, un 0,90% más. 

La Consejería de Educación mantiene todos los colegios rurales abiertos por tercer curso consecutivo con el objetivo de fomentar el asentamiento de población en las pequeñas localidades. Los últimos cierres fueron los de Arauzo de Miel y Villalmanzo, que no abrieron el curso 2019-2020, aunque en ambos casos la decisión fue de las familias que prefirieron llevarles a colegios más grandes. «En Burgos no se va a cerrar ninguno y no hay expectativa a corto plazo, en algunos casos si se cierran es por decisión de los padres. La socialización es muy importante en educación», aseguró ayer el director provincial de Educación, José Antonio Antón. 

En el mismo sentido, el delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz, recordó que se mantienen los colegios abiertos mientras tengan tres alumnos para garantizar la «igualdad de oportunidades». La provincia no cuenta con ningún centro con tres estudiantes, todos tienen más, aunque el curso pasado habría dos con cuatro aunque el actual han aumentado las matrículas y tienen más.

La provincia cuenta con un total de 163 centros educativos, de los que 34 son concertados y 8 especiales (Conservatorio, Danza...).

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)