scorecardresearch

El Gobierno declarará a CyL como zona catastrófica

SPC
-

Pedro Sánchez anuncia en Sotalbo (Ávila) que el Consejo de Ministros aprobará mañana la declaración para que los territorios devastados por el fuego puedan recibir recursos necesarios para su recuperación

Pedro Sánchez y la vicepresidenta Teresa Ribera visitaron la localidad de Sotalbo y pudieron comprobar los daños sufridos por el grave incendio. - Foto: Ricardo Muñoz (Ical)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que el primer Consejo de Ministros tras las vacaciones de verano, que se celebra mañana en el Palacio de la Moncloa, declarará todos los territorios afectados por incendios y otras catástrofes como «zonas gravemente afectadas» para que puedan recibir los recursos necesarios que les ayuden a «mitigar» el daño sufrido.

Durante una visita a la provincia de Ávila para conocer los pueblos que el pasado fin de semana se vieron afectados por un grave incendio que ha quemado más de 20.000 hectáreas, Sánchez hizo una breve declaración ante los medios de comunicación con el objetivo de transmitir su «compromiso, empatía y solidaridad ante esta tragedia y este drama medioambiental y social».

Ahí adelantó que el Consejo de Ministros que se reunirá mañana  tras las vacaciones estivales servirá para «declarar como zonas gravemente afectadas por emergencia de Protección Civil a todas y cada una de las comunidades autónomas que han tenido incendios y otro tipo de catástrofes naturales» este verano.

«Una vez mitigado el fuego, hay que poner los recursos para recuperar la normalidad en estos maravillosos territorios que tenemos en nuestro país», dijo acompañado de las autoridades regionales de la Junta de Castilla y León y de los alcaldes afectados en Ávila. «Hay que recuperar ese patrimonio natural y paliar el desgarro emocional que supone la perdida de pastos, lugares naturales, hogares y bienes materiales».

Sánchez agradeció el trabajo realizado por bomberos, Guardia Civil, fuerzas de seguridad, voluntarios y autoridades para extinguir el fuego de la sierra de la Paramera en Ávila durante la semana pasada y destacó que juntos se enfrentaron a «un enemigo común que no obedece a otra cosa que las condiciones climáticas».

Por eso, hizo un llamamiento al conjunto de las administraciones públicas a trabajar «codo con codo» contra los incendios y ensalzó «lo bien que hemos trabajado» en el caso de Ávila con la Junta de Castilla y León y la Diputación provincial, pero también «con todos y cada uno de los gobiernos autonómicos» en otros incendios ocurridos durante este verano en España, según informa Ical.

El presidente del Gobierno subrayó que «la unidad, la coordinación y la colaboración es primordial» entre administraciones públicas para luchar contra los incendios y señaló que los vecinos «lo agradecen y reconocen en sus instituciones».

También recordó que el verano «no ha terminado» todavía y persiste «un momento de extraordinario riesgo» en todo el país. «Los fuegos, por desgracia, empiezan a ser una tónica habitual, y cada vez además con una mayor cadencia a lo largo del tiempo y mayores consecuencias y mayor impacto sobre el territorio. Esto tiene que ver con el calentamiento global del planeta y el cambio climático», agregó en el transcurso de una  visita en la que le acompañó la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Abrazo a Mañueco.

Sánchez aprovechó su visita para enviar un «abrazo afectuoso» al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que no pudo acudir por encontrarse en cuarentena en su domicilio desde el pasado miércoles por haber tenido un contacto estrecho con un positivo por covid. El presidente le envío su agradecimiento y el deseo de que «pueda cuanto antes salir de la situación en la que se encuentra».

Como representante de la Junta se encontraba el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que explicó a Sánchez la labor que la Unidad de Apoyo Logístico y de Emergencias y los voluntarios de Protección Civil desarrollaron en el incendio abulense.

También acudieron representantes provinciales, quienes agradecieron al Gobierno la sensibilidad ante los daños.